Mohamed y Ahmed** tienen 15  años, son vecinos y amigos. A Mohamed lo conocimos en el hospital donde estaba internado. Cuando llegamos estaba rodeado por sus amigos excepto Ahmed –estaba durmiendo en otra habitación-. Mohamed recibió un disparo en una de sus piernas cuando salió de su casa a ver qué pasaba en la calle. Ahmed recibió otro en la espalda cuando intentaba auxiliarlo.

Publicado en Opinión