Lunes, 08 Octubre 2018 10:33

Se Pone en Juego una Forma de Entender la Democracia en la Región

Escrito por Mariana Vera (*)
Valora este artículo
(1 Voto)
Se Pone en Juego una Forma de Entender la Democracia en la Región Minuto Uno

En diálogo con el programa Todas las Voces, emitido por AM 1330, el internacionalista de Fundamentar.com, Emilio Ordóñez, analizó los resultados de las elecciones en Brasil y qué se espera para el próximo ballotage. 

Para Ordóñez "no fue tan sorprendente el triunfo del candidato del Partido Social liberal, pero sí impactó la diferencia de cerca de 20 puntos, 46,23% contra 29,28% en contra del candidato del PT y heredero de Lula Da Silva, Fernando Haddad. Es una victoria que da cuenta de un tiempo nuevo en Brasil o de un nuevo actor político que vino para quedarse. Jair Bolsonaro es el fruto de una serie de factores que tienen que ver con una opción por fuera del establishment político y la disputa que se ha dado desde 1994 entre el Partido de los Trabajadores de Lula Da Silva y las opciones representadas en la Social Democracia que han tenido la peor elección desde el comienzo de la democracia con un 4%. Esto en alguna medida explica el triunfo amplio en primera vuelta de Bolsonaro, los votantes de los partidos del centro han trasladado su voto con la lógica del voto útil hacia las opciones de extrema derecha."

Por otra parte, otro factor que posibilitó este resultado fue "el desgaste de la política, de los partidos tradicionales por las causas de corrupción. Y del lado del PT si bien hubo festejos por el paso a la segunda vuelta, recordemos que por un momento a las 7 de la tarde ayer Bolsonaro estaba a un punto de ganar en primera vuelta, lo que generó un gran desconcierto en las filas del PT. Y luego bajó un poco el porcentaje, pero iba quedando a 4 puntos, que le da excelentes posibilidades en la segunda vuelta. El desafío de Haddad es justamente abrir el espectro de votantes, llamar a una gran alianza democrática, sobre todo con Ciro Gomes del Partido Democrático Laborista como su principal aliado político. De hecho le debe bastante a Ciro Gomes que obtuvo un respetable 12% quedando en un tercer lugar, y es la figura para negociar con el PT y abrir la alianza. Allí se encuentra la lógica para ganar un ballotage en el que las encuestas le dan un punto de diferencia a Bolsonaro (43% a 42%) por lo cual lo que se vienen son 3 semanas de discursos contrapuestos y 3 semanas donde se juega muchísimo para Brasil: el futuro político de una forma de gobierno y de entender la democracia en la región", explicó Ordoñez. 

Frente a la pregunta de cuál es la postura del actual gobierno de Mauricio Macri, y si éste tiene preferencias por alguno de los candidatos que se enfrentarán en el ballotage, Ordóñez respondió: "Por el momento no ha habido contacto. Si bien hubo contactos informales por parte del gobierno con ambos candidatos, Haddad y Bolsonaro, las preferencias siempre estuvieron del lado de este último a los efectos de evitar que el PT vuelva al poder porque está relacionado con el llamado populismo y se teme que un potencial triunfo de Fernando Haddad potencie las chances electorales de una posible candidatura de Cristina. Lo que se hizo fue priorizar a uno discretamente, para no cometer los errores de las elecciones en Estados Unidos, que evidenció claramente qué es lo que no hay que hacer. Acá ha habido una política distinta mucho más discreta, pero lo que marca este giro son las declaraciones desde Canciellería del canciller Jorge Faurie que caracterizó a Bolsonaro como candidato de centro derecha, aunque claramente no es así: los analistas no lo califican así, el mismo no se califica así. Con lo cual la expectativa del gobierno es justamente tratar de incrementar lazos con un eventual gobierno de Bolsonaro que perciben como afecto a un liberalismo a ultranza lo que permitiría potenciar los negocios comerciales. Pero también hay temores, debido a una retórica nacionalista que podría complicar la exportación argentina, este parece ser el punto donde el gobierno más duda en torno a una eventual sociedad económica política con Jair Bolsonaro. Pero claramente las preferencias del gobierno están puestas en Bolsonaro más allá de las posiciones políticas de este último. Habrá que ver qué es lo que depara esta segunda vuelta, en la que Fernando Haddad dijo que hay esperanzas y expectativas, en su campaña declaró que está dispuesto a la pelea a abrir un nuevo juego político más allá que viene un nuevo tiempo para el PT, sobre todo porque Dilma Roussef quedó cuarta en lo estadual en Mina Gerais. Es un detalle que haya perdido un estado simbólico para el PT, símbolo de la elección para el PT, por eso es un nuevo tiempo en todo sentido. Habrá que ver cómo el gobierno lee este nuevo tiempo, en qué claves lee lo que está ocurriendo en Brasil."

En cuanto a los triunfos en los estados más importantes del país vecino, el analista internacional declaró que "Porto Alegre, Sao Paulo, y Rio de Janeiro han quedado del lado del Jair Bolsonaro. De hecho, su hijo, Eudardo Bolsonaro, es el diputado con mayor cantidad de votos de la historia del Brasil en el Estado de Río, lo que marca la transferencia de votos de partidos de centro a los partidos de la centra derecha. El PT se hizo fuerte en el nordeste, Bolsonaro se hizo fuerte en el Sur. Esto marca la grieta territorial y donde estará la disputa de votos de aquí a tres semanas". 

 

(*) Colaboradora Fundamentar.com 

Inicia sesión para enviar comentarios