Viernes, 26 Octubre 2018 16:45

Panorama electoral en Brasil tras la segunda vuelta

Escrito por Mariana Vera (*)
Valora este artículo
(0 votos)

El analista internacional Emilio Ordoñez explicó cuáles son las expectativas para el ballotage que se definirá este domingo en Brasil durante el programa "Todas las Voces" emitido por AM 1330. 

Ordoñez señaló que "hoy es el último día de campaña y el domingo es la segunda vuelta. Fueron unas elecciones caracterizadas por la extensa ventaja que ha llevado Jair Bolsonaro sobre Fernando Haddad, una ventaja que en las últimas horas parece haberse disminuido considerablemente y esto ha generado razonable optimismo ante las filas petistas. Estamos hablando de una campaña que promediaba una diferencia de 18 puntos y hoy estamos hablando una diferencia de 12 puntos si consideramos los votos válidos y de 10 puntos si tomamos en cuenta la totalidad de los votos. Pero la diferencia parece haber disminuido por las declaraciones que ha hecho Bolsonaro en los últimos días, no sólo las habituales sobre homofobia y demás, sino sobre dejar preso a Lula Da silva, amenazar con meter presos al grueso de la oposición y aquellos que apoyan al PT sin ser del PT, y amenaza de cárcel al propio Haddad y otros dirigentes del PT. Pero también se evalúa el escándalo de la caja 2,  de donaciones de empresas para propulsar mensajes de Whatsapp favorables a Bolsonaro y contenido “fake news” (noticias falsas) en contra de Haddad y de su candidata a vicepresidenta Manuela D'Avila. Estas revelaciones que las ha hecho el diario Folha de Sao Pablo, de a quien se le puede achacar cualquier cosa menos lulismo, ha generado un aumento de nivel de rechazo a Bolsonaro y una disminución en su caudal de votos en lugares donde había ganado cómodamente, como en la región del sur y el noreste y norte de Brasil, con lo cual hay una expectativa importante en el PT."

Teniendo en cuenta la posibilidad de triunfo de Haddad, el analista internacional advirtió: "el PT depende de algunos factores todavía importantes para llegar a ver la gran sorpresa. Todas las encuestas dan aún así que Bolsonaro será presidente el domingo, hay encuestas inclusive que lo dan con una diferencia de 6 puntos pero son las menos consideradas. Lo que necesita Haddad en este momento es que la mayor parte de los indecisos salga a votar y que lo haga por él y que un gran sector del centro que en la primera vuelta se volcaron masivamente por Bolsonaro o por otros partidos para no votar al PT, como ocurrió con Democracia Brasileña, también voten por él."

Frente a la validez y confiabilidad de las encuestas en Brasil, Ordoñez respondió: "el problema de las encuestas es que no aciertan en general en el mundo, no sólo en Brasil. En la primera vuelta acertaron en la proporción pero no lo han hecho en cuanto a las expectativas de votos en la segunda vuelta.  No hay en este momento ningún tipo de advertencia en torno al grado de confiabilidad de las encuestas. Como decía un famoso ilusionista, “puede fallar” pero no da la sensación de que esto sea así. Acá reside otra de las expectativas de Fernando Haddad que es el voto oculto. Más allá de que parece haber un voto consolidado para cada uno de los candidatos, es cierto que hay un clima de tensión importante y han habido agresiones en contra de manifestantes a favor del PT y esto ha generado que muchos no declaren su intención de votar al Partido de los Trabajadores. Ahí descansa tanto la expectativa de Haddad para dar vuelta las elecciones y si las encuestas pueden acertar. Hasta ahora da la sensación de que son fiables pero no nos olvidemos que las encuestadoras nunca han jugado a favor del lulismo pero están absolutamente asustadas por las declaraciones contra la libre prensa por parte de Bolsonaro. Particularmente Folha de Sao Pablo fue objeto de ataque directo atacada por Bolsonaro como usina de “fake news” al tono de Trump que conocemos."

En cuanto a posicionamiento del actual gobierno argentino, Ordoñez explicó que "ya desde la primera vuelta ha empezado a tomar contacto con emisarios de Jair Bolsonaro. Recordemos que hubo un llamado de teléfono del candidato del PSL a Mauricio Macri en la primera semana luego del triunfo de la primera vuelta felicitándolo por haber derrotado a la "Dilma Kirchner" tratando de hacer un parangón entre la destituida presidenta brasileña y Cristina Fernández de Kirchner. Un poco también dando cuenta de un sesgo que es específicamente englobar a todas las izquierdas y a todo el campo progresista como un mismo enemigo a vencer o en el caso de Bolsonaro, a exterminar, atendiendo a sus últimas palabras."

También agregó que " si bien en la previa de la primera vuelta (Mauricio Macri) había tomado contacto con Haddad y de hecho éste le había dado un giño cuando era intendente de Sao Paulo. Pero Macri prefería un grupo de Bolsonaro para evitar que haya un rebote en el panorama electoral nacional precisamente porque se especula que las posibilidades de que Cristina Fernández de Kirchner,en caso de que se postulara, harían que las encuestas suban. Y porque Macri coincide al conceptualizar a las izquierdas o centro izquierdas como populismos y lo que desea es un freno al ascenso de éstos. Las posiciones económicas e ideológicas de Bolsonaro en términos de neoliberalismo y libre comercio puro y duro son también mucho más favorables que una política económica tradicionalmente petista, redistributiva del estilo que aplicó Lula Da Silva."

(*) Colaboradora Fundamentar.com 

Inicia sesión para enviar comentarios