Internacional

El "Acto de la militancia en solidaridad al compañero Lula" inició la tarde del miércoles, tras la condena sin pruebas al expresidente brasileño.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado el miércoles a nueve años y medio de cárcel por corrupción y lavado dinero, una sentencia que podrá recurrir en libertad pero que amenaza su eventual candidatura a las elecciones de 2018.

El Senado brasileño aprobó el martes, al cabo de una agitada sesión, una legislación laboral que genera fuerte resistencia social pero que podría dar un respiro político al presidente Michel Temer, acorralado por denuncias de corrupción.

La fuente reconoció en un comunicado posterior que no sabe cómo murió Al Bagdadi, si fue por un bombardeo de la coalición internacional o uno de Rusia.

El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó que respetará "cualquier decisión" que tome el Congreso sobre su futuro, al aludir a la denuncia por corrupción que puede costarle el cargo y depende de un análisis de los legisladores.

El presidente Mauricio Macri pidió a los jefes de Estado y de Gobierno que presten atención a la crisis venezolana, al hablar en el plenario de mandatarios del G20 que se realiza en Hamburgo.