Notice: Undefined offset: 0 in /home/fundamen/public_html/plugins/system/jblibrary/jblibrary.php on line 380
Fundamentar - Fundamentar https://fundamentar.com Fri, 03 Feb 2023 23:29:22 -0300 Joomla! - Open Source Content Management es-es La OPEP decide un mínimo aumento de la producción en 100.000 barriles diarios a partir de septiembre https://fundamentar.com/internacional/item/6719-la-opep-decide-un-minimo-aumento-de-la-produccion-en-100-000-barriles-diarios-a-partir-de-septiembre https://fundamentar.com/internacional/item/6719-la-opep-decide-un-minimo-aumento-de-la-produccion-en-100-000-barriles-diarios-a-partir-de-septiembre La OPEP decide un mínimo aumento de la producción en 100.000 barriles diarios a partir de septiembre

La OPEP ha acordado junto a Rusia un mínimo aumento de la producción de petróleo a partir de septiembre, en 100.000 millones de barriles diarios. El ascenso traerá poco alivio al mercado y no responde a las aspiraciones del gobierno de EE UU, cuyo presidente Joe Biden había visitado recientemente Arabia Saudí con el fin de lograr el compromiso de un aumento de la producción con el que suplir el menor suministro de crudo ruso por la guerra en Ucrania.

El incremento acordado, aunque leve, ha impulsado el precio del Brent por encima de los 100 dólares, con alzas de más del 1%, aunque ha vuelto a perder ese nivel poco después. El alza de producción en todo caso no va a suponer un gran cambio en el mercado energético ya que equivale a tan solo 86 segundos de demanda global de petróleo. 

“La disponibilidad muy limitada" de la capacidad de bombear más crudo en un plazo breve de tiempo "exige que se utilice con gran precaución", destacó hoy la OPEP+ en una declaración publicada al término de su teleconferencia mensual en la web de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

En su reunión de junio, los ministros de la OPEP+ habían pactado una subida gradual mensual de la producción hasta agosto, dejando en el aire cómo seguir después del verano. El estallido de la guerra en Ucrania ha puesto patas arriba el mercado energético y contribuido a tensionar aún más el precio del crudo, después de que Rusia haya recortado drásticamente sus exportaciones de petróleo con el bloqueo decretado por EE UU, Reino Unido y la UE.

Tanto Arabia Saudí como los Emiratos Árabes Unidos -los únicos con capacidad de producir más barriles- han dejado claro que no quieren arriesgar su alianza con Rusia, sellada en 2016. Y se siguen resistiendo a un incremento notable del bombeo, tal y como reclama Estados Unidos. A esto se añade, en contra de la relajación de los precios, que numerosos miembros de la OPEP están producciendo crudo por debajo de las cuotas asignadas, ya sea por las sanciones o por la ausencia de las inversiones necesarias para incrementar el bombeo. En junio, la producción de la OPEP estaba casi 3.000 millones diarios por debajo de esas cuotas.

A partir de septiembre, y con el aumento de producción acordado hoy, la OPEP ya habría revertido todo el efecto de los recortes de producción decididos en 2020 a causa de la crisis económica por el coronavirus y la drástica caída de la demanda.

 

FUENTE: CincoDías

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Dana Vazquez

]]>
hola@fundamentar.com (Pedro Arrospidegaray) Internacional Wed, 03 Aug 2022 13:01:17 -0300
¿Te puedo dar el vuelto en acciones petroleras? https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6355-te-puedo-dar-el-vuelto-en-acciones-petroleras https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6355-te-puedo-dar-el-vuelto-en-acciones-petroleras ¿Te puedo dar el vuelto en acciones petroleras?

Si alguien esperaba demostraciones reales de los cambios que estamos viviendo a nivel global, esta semana hubo un hecho inédito: por primera vez, el petróleo que cotiza en el mercado norteamericano llegó a valer por debajo de los cero dólares.

Malditos petroleros, arruinaron el petróleo

Hacer un resumen semanal implica a veces tener que explicar cosas que a uno mismo le cuesta entender. Eso es lo que pasa con el mercado petrolero a nivel mundial, otro sector jaqueado por el coronavirus.

La pandemia hizo que la demanda global de petróleo se desplome. La gente está encerrada, los autos andan menos, los aviones están en los hangares y la industria está frenada en casi todo el mundo. Por la ley de la oferta y la demanda, cuando la demanda cae, los precios disminuyen. Por esto mismo, hace semanas que los principales productores de petróleo a nivel mundial estaban rosqueando recortes a la producción: bajar la oferta para equilibrarla con la menor demanda.

La semana pasada los países de la OPEP+ (la Organización de los Países Exportadores de Petróleo, como Arabia Saudita, y otros productores que están fuera de la organización, como Rusia y EE.UU.) negociaron justamente eso: hacer el mayor recorte de la historia en la producción petrolera, llegando a los 9.7 millones de barriles por día.

Hasta acá, todo piola. Pero pasaron cosas, diría uno. Hay muchas variables que están por fuera de la voluntad de los Estados, particularmente en los sectores donde el mercado tiene más fuerza que los gobiernos, como el energético. Y cuando al mercado no le rendís, te abandona.

El petróleo a nivel mundial tiene dos cotizaciones: el Brent, que es el precio de referencia en el mercado internacional, y el WTI (West Texas Intermediate) que es el del mercado estadounidense. Lo que sucedió el lunes fue que el WTI cotizó por debajo de los cero dólares, hasta llegar a casi -40 dólares por barril.

No puedo explicar todo el merengue que desencadenó esta situación, porque es larguísimo y no vas a leerme nunca más en tu vida. Lo que podemos decir es que, es tanta la acumulación de stock por el parate mundial, y es tan fuerte la lógica perversa y especuladora que manejan los grandes jugadores, que los contratos a futuro que se venden y compran en el mercado energético terminaron valiendo casi nada, ya que a los compradores les conviene sacarse los barriles de encima porque no tienen lugar donde almacenarlos. Los contratos bajaron su valor y el resultado fue que el barril llegó a -38 dólares.

Una buena explicación la dan Fernando Krakowiak y Nicolás Gandini, que siguen los temas energéticos como pocos en la Argentina y pueden detallar un poco más cómo se mueve todo ese mundo (VER).

Si bien es pronto para sacar conclusiones, esto refuerza la posibilidad de un cambio en las relaciones entre Estado y mercado a raíz de la coronacrisis. También es posible que motorice cambios al interior de los Estados, de sus estructuras económicas, y del mercado mundial. Dicho de otro modo, no es imposible que del ‘oro negro’ solo quede el ‘negro’, aunque las matrices económicas globales precisen décadas para ser cambiadas.

Dijiste petróleo y me acordé de Medio Oriente

El miércoles Trump salió por Twitter (dónde sino) a decir que le había ordenado a la Marina destruir cualquier embarcación iraní que hostigue a los navíos norteamericanos en el mar. Esto hace alusión a un incidente que hubo a principios de este mes, cuando algunas lanchas de combate de Irán pasaron cerca de un buque de guerra estadounidense en el Golfo Pérsico. 

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1252932181447630848

La semana pasada (VER) dijimos que Donald necesitaba como el agua una victoria política fuera de su país porque adentro la está pasando bastante fiero. Lo que contamos acá arriba con el tema del petróleo agrega una raya más al tigre.

Pero esto de las lanchas iraníes pasó hace 3 semanas, y Trump lo tuitea recién ahora. Esto da cuenta de cómo funciona la lógica de usar la política exterior dependiendo del contexto en otras áreas.

Sabemos que Irán no se queda atrás. El Canciller Zarif, que también es bastante fanático de Twitter, salió a contestarle que se ocupe de los 5000 soldados con coronavirus y que las fuerzas de EE.UU no tienen nada que hacer a 11.000 km de distancia de sus casas. Picantito.

https://twitter.com/JZarif/status/1253245798931890176

Recordemos que Irán y Estados Unidos venían en plena escalada de tensión desde el 2018, cuando Trump se retiró del acuerdo nuclear firmado en 2015, y esto se había puesto muy heavy en enero cuando un dron norteamericano mató al General Suleimani, el comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica. Fue hace 3 meses pero parece que pasó hace un montón de tiempo, ¿verdad?

Ya que estamos en la zona, después de tres elecciones que no arrojaron un resultado claro y casi un año sin gobierno pleno, en Israel llegaron a un acuerdo y la crisis política tiende a resolverse.

Benjamin Netanyahu es Primer Ministro desde hace más de 10 años. Es la persona que más duró en el cargo desde que Israel es un Estado reconocido por la comunidad internacional. Como en Israel rige el parlamentarismo, los partidos deben juntar los votos en el Legislativo para formar gobierno.

Nadie lograba formar una mayoría en el Parlamento del Estado judío luego de 3 comicios. Todo parecía encaminado a una cuarta elección cuando el lunes, el principal opositor a Netanyahu, un ex militar llamado Benny Gantz, abandonó su postura intransigente y acordó alternarse en el poder con el premier: van a estar 1 año y medio cada uno, con el reparto de ministerios correspondiente.

El acuerdo deja dos perdedores. En primer lugar, los palestinos. La coalición acordó extender la soberanía de Israel sobre los asentamientos en Cisjordania como dicta el “plan de paz” presentado por Estados Unidos hace unos meses. Netanyahu tiene una posición histórica de hostigamiento a los territorios palestinos, mientras que Gantz, que a priori se mostraba más cauteloso, terminó cediendo ante los anexionistas.

Los segundos perdedores son los anti–Netanyahu. Sobre el premier pesan algunas acusaciones de corrupción que podrían no llegar a ningún lado si se mantiene en el poder. La oposición israelí (sobre todo los laboristas y los partidos árabes) acusan a Gantz de traidor por haber pactado.

Hubo una movilización contra el Primer Ministro en Tel Aviv, el domingo. Tomando las medidas de distancia social, claro.

En teoría y según lo que dice el acuerdo, en 18 meses Gantz tiene que asumir el gobierno. Si me preguntan a mí, es muy posible que Netanyahu la FrankUnderwoodee toda. Si no viste House of Cards, andá a mirarla y me vas a entender lo que te digo.

Los olvidados del barrio

Ecuador y Brasil se llevaron la atención estas semanas, gracias a las actuaciones estelares de Lenin Moreno y Jair Bolsonaro. Gracias muchachos, ahora pónganse a gobernar que estaría buenísimo.

Pero me gustaría hablar de otros dos países de la región que están pasando un momento complicado, y de los cuales no se está hablando mucho.

El primero es Colombia. No se suele hablar mucho del país cafetero, donde matan a dirigentes sociales todos los días, es uno de los países más desiguales del continente y está en conflicto armado interno desde hace más de 50 años.

La pandemia dejó aún más al descubierto la pobreza en Colombia, donde la gente cuelga trapos rojos en las ventanas de sus casas para visibilizar que están pasando hambre. La situación se agravó terriblemente estas semanas, ya que un gran porcentaje de los trabajadores necesita salir a la calle para poder comer.

Los sectores opositores al presidente Iván Duque señalan que la única respuesta del gobierno, además de partidas que no alcanzan a cubrir las necesidades, es la militarización de los barrios pobres de las grandes ciudades del país. El coronavirus le vino como anillo al dedo al mandatario uribista, que el año pasado vio cómo Colombia se convertía, luego de Chile y Ecuador, en otro país latinoamericano sacudido por movilizaciones gigantescas. Pero las tensiones sociales no desaparecieron, y la cuarentena no hizo más que visibilizar a los invisibles.

El otro país es Bolivia. La omnipresencia de la covid-19 (sí, se dice "LA" covid, en femenino. Lo descubrí esta semana) dejó en un segundo plano la grave realidad que vive Bolivia después del golpe de Estado de noviembre que interrumpió el mandato constitucional de Evo Morales.

El gobierno de facto de Jeanine Áñez postergó las elecciones presidenciales, que iban a celebrarse el 3 de mayo. Sin que haya, al menos por ahora, un descontrol sanitario, las dificultades que tienen importantes sectores de la población para poder acceder a los bienes básicos en el contexto de la cuarentena implica que algunas organizaciones sociales se organicen para ayudar a sus compatriotas y repartir comida.

A raíz de esto, uno de los sectores protagonistas en esta encrucijada es el sector cocalero agrupado en las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, donde Evo Morales inició su carrera política y uno de los bastiones del Movimiento al Socialismo. Tras algunas campañas solidarias que se llevaron a cabo, la dictadura de Áñez amenazó con militarizar la región, no sólo por “incumplir la cuarentena”, sino porque sostiene que la población desconoce la autoridad de las fuerzas de seguridad.

Las organizaciones sociales afirman que si ellos no actúan, la gente muere de hambre, y denuncian todos los días violaciones a los derechos humanos por parte de la policía y los militares.

Una perlita del gobierno boliviano. Áñez echó al Ministro de Salud, Aníbal Cruz, que venía advirtiendo los peligros de no gestionar eficazmente la crisis sanitaria. Lo reemplazó Marcelo Navajas, quien tiene fuertes vínculos con la salud privada y se desempeñaba como médico oficial de la Embajada de los Estados Unidos en La Paz. De manual.

Bonus track

El sábado pasado la ciudad de Brasilia cumplió 60 años. Fue creada en 1960 para obrar como capital administrativa de Brasil. Su catedral es prueba del estilo futurista que tiene. “Futurista” batía. Si me lee una arquitecta o un arquitecto, me muele a piñas.

Lo otro que hubo en Brasilia fue una manifestación bolsonarista a la que Bolsonaro asistió, tosió por todos lados, y sus simpatizantes pidieron lisa y llanamente que haya un golpe de Estado.

La justicia va a iniciar una causa en cuanto a este tema. 

Además, hay otra foto que impacta en Brasil: en Manaos se están cavando cientos de tumbas para que no pase lo que sucedió en Ecuador, donde gobierna otro irresponsable y hubo cuerpos abandonados en las calles. Hoy en Brasil hay alrededor de 400 muertos por día y sus números ya son similares a los de Europa. 

El otro lugar donde hubo manifestaciones increíbles fue Estados Unidos. Hubo sectores que se movilizaron para exigir que se levante la cuarentena, alentados desde la Casa Blanca.

No hay que generalizar, pero en estas marchas se vio gente hermosa, divina.

Para el que no sabe inglés, en la última hay un cartel que dice “sacrifiquen a los débiles”. Increíble. Ni los espartanos se animaron a tanto.

Antes de renegar del lugar donde te tocó nacer, pensalo dos veces. Hace bien.

Hasta el viernes que viene.

(*) Analista de Fundamentar

]]>
hola@fundamentar.com (Santiago Toffoli (*)) Opinión Sat, 25 Apr 2020 12:23:13 -0300
Crisis en la península arábiga: petróleo, siempre petróleo https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6294-crisis-en-la-peninsula-arabiga-petroleo-siempre-petroleo https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6294-crisis-en-la-peninsula-arabiga-petroleo-siempre-petroleo Crisis en la península arábiga: petróleo, siempre petróleo

A pesar de los cambios de época y de la búsqueda por introducir las energías renovables, el petróleo sigue teniendo en nuestros días la misma importancia que tuvo en otras épocas. Representa cerca del 2% del PBI mundial y aún no tiene un sustituto demasiado fuerte que pueda aliviar la volatilidad de este mercado. Un precio demasiado elevado del petróleo puede perjudicar el crecimiento de la economía mundial, así como un precio demasiado bajo afecta a los países que dependen mayoritariamente de su producción y exportación.

Los ataques del 14 de septiembre a las mayores refinerías de petróleo de Arabia Saudita afectaron la producción y el precio de este producto, y puso en jaque a la comunidad internacional. Sin embargo, es importante entender que, dado el contexto actual, un ataque de este tipo ya no da vía libre a una respuesta como sucedía en el pasado, cuando se priorizaba resolver la situación acudiendo a los medios estrictamente militares.

Arabia Saudita está intentando optimizar su imagen ante la comunidad internacional, además de posicionarse como líder regional en Medio Oriente, y ser líder en la producción de petróleo y en la misma OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Dos plantas de petróleo fueron atacadas con drones y misiles de crucero / REUTERS
Dos plantas de petróleo fueron atacadas con drones y misiles de crucero / REUTERS

¿Qué pasó en Arabia Saudita?

El 14 de septiembre de este año se llevaron a cabo los ataques con drones y misiles de crucero a la infraestructura petrolera más grande en la historia de Arabia Saudita. Los objetivos fueron las refinerías de la empresa estatal Saudi Aramco en Abqaiq y Khurais en el este del reino.

Saudi Aramco es la mayor empresa petrolera del mundo y aporta el 10% de la producción mundial de petróleo según los datos de la OPEP. Además, es la empresa más rentable del mundo, incluso por delante del gigante informático Apple, con unos ingresos estimados de cerca de 356.000 millones de dólares, aunque aún no cotice en Bolsa.

Teniendo en cuenta que el reino es altamente dependiente de la producción y exportación del petróleo, más allá de la Visión 2030 por la que pretende diversificar su economía, podemos decir que el objetivo del ataque fue claramente geoestratégico.

Como consecuencia la empresa vio afectada su producción de petróleo que disminuyó a la mitad, cayendo a un piso de 5,7 millones de barriles al día, es decir, al 50% de su capacidad. Lo que significó una brutal caída de entre el 5% y 6% en la producción a nivel global según Forbes, afectando fuertemente al precio del barril, que se disparó un 20%. La cotización del barril Brent de referencia europea registró en Londres un aumento que llegó a los 71,96 dólares para moderarse en 69,02 dólares por barril (14%). Mientras que en la Bolsa de Nueva York, la cotización del petróleo WTI (West Texas Intermediate) de referencia estadounidense, cotizó a 62,90 dólares, con un incremento del 14.8%.

Desde la Guerra del Golfo que no se vivía un aumento tan abrupto del precio del barril, a pesar de llegar al precio en que se mantenía en mayo. El problema se trasladó también a la producción de gas asociada a la extracción petrolera, lo cual se tradujo en una pérdida de 700.000 barriles diarios de gas natural condensado.

La autoría del ataque se la adjudicaron los hutíes yemeníes que luchan en la guerra contra las tropas de Arabia Saudita en Yemen. La situación en el país estalló en 2011, y desde 2015 una coalición encabezada por el reino saudí y los Emiratos Árabes intervienen en él bajo petición del presidente Hadi, en contra de la toma de posición de los hutíes en regiones septentrionales apoyados logísticamente por Irán. Por esta razón, Arabia Saudita y Estados Unidos apuntaron contra la República Islámica de Irán acusando de haber facilitado los drones, imputación que fué rechazada por los funcionarios iraníes.

Inmediatamente después de los ataques el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, declaró que, si no se llevaba a cabo una contención efectiva contra el régimen iraní, el precio del petróleo podría alcanzar “números inimaginablemente altos” y se verían afectados los suministros del mismo. Ante tremenda amenaza, y mientras que, desde Estados Unidos, el presidente Donald Trump autorizaba la utilización de la Reserva Estratégica de Petróleo estadounidense, ubicadas en las costas de Texas y Luisiana, para mantener la estabilidad del mercado internacional, Arabia Saudita por su parte apostó a utilizar sus reservas para mantener las exportaciones a corto plazo.

A los pocos días, Arabia Saudita restableció completamente la producción de crudo, incluso a niveles mayores a los previos a los ataques para estabilizar la capacidad de oferta con las demandas. En un acto en Rusia, el príncipe saudí y ministro de energía declaró que restablecieron la capacidad de producción alcanzando los 11,2 millones de barriles diarios (mbd), cuando a principios de septiembre la capacidad rondaba los 9,8 mbd. El anuncio generó tranquilidad en el mercado, pero además una baja del precio del barril.

Daños en la infraestructura de la planta de procesamiento de petróleo / AP
Daños en la infraestructura de la planta de procesamiento de petróleo / AP

¿Cuál es la situación del petróleo?

Arabia Saudita es sin duda quien determina el precio del barril, conjuntamente con los miembros de la OPEP. Sin embargo, Estados Unidos se convirtió en el principal productor de petróleo logrando ya exportaciones del mismo, lo cual es una importante revolución geopolítica, teniendo presente que la alianza entre ambos se sostuvo durante muchísimo tiempo por el oro negro.

Estados Unidos logró encabezar la lista de productores en 2018 gracias a la tecnología fracking (fractura hidráulica), patente dada a las petroleras nacionales que llevó al país a una casi independencia energética y es, desde 2011, el primer productor de gas por delante de Rusia.

Esta tecnología dependía del nicho de rentabilidad que generaban los altos precios del petróleo, por lo cual la estrategia de los miembros de la OPEP fue siempre mantener el precio bajo limitando la producción. Esto cambió con la llegada de Trump quien apostó a la tecnología y posibilitó que ya no dependa del precio del petróleo sino de la geografía de su país.

En 2018 la producción mundial de crudo aumentó un 1.6 % en relación al 2017, alcanzando los 75,78 mbd según la OPEP. Este aumento fue justamente mérito estadounidense, mientras que disminuyó la producción de los miembros de la OPEP por la estrategia de limitar la producción para mantener un precio bajo del barril, entre otros motivos. Esa es, por ejemplo, una de las razones por la que Ecuador decidió retirarse de la organización a finales de este mes.

La transformación del país del norte de dependiente a exportador de energía generó una inversión geopolítica de gran envergadura, que podría traducirse en una dilución de las alianzas estratégicas en la región de Medio Oriente y el Norte de África (MENA).

Una caída de la producción del petróleo podría perjudicar al crecimiento mundial de la economía, especialmente en las grandes potencias comerciales como China, Alemania o el propio Estados Unidos. Es por esto, que lograr estabilizar el mercado para no obstaculizar una economía mundial ya perturbada es de suma relevancia, más allá de que la principal perjudicada sea Arabia Saudita, como explicó la flamante Directora General del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, una “economía mundial (que) se encuentra ahora en un período de desaceleración sincronizada”.

Sumado a riesgos de materia económico-financieros, también existe el riesgo geopolítico, especialmente de carácter militar. Los ataques recientes tienen lugar en un contexto internacional en el que Arabia Saudita se encuentra en una lucha contra-hegemónica con Irán por posicionarse como la potencia regional del MENA. Para esto, utilizan diferentes situaciones regionales a su favor sin un evitando un enfrentamiento directo más allá del meramente discursivo, pero contando con aliados de peso extra-regional.

Restos de los drones y misiles que Arabia Saudita presentó como pruebas de la participación iraní en el ataque / REUTERS
Restos de los drones y misiles que Arabia Saudita presentó como pruebas de la participación iraní en el ataque / REUTERS

El después

Los precios del barril del petróleo volvieron a fluctuar por dos noticias que retienen la atención del mercado. Por un lado, el gobierno iraní informó el 11 de octubre que dos misiles habrían impactado contra un buque Sabity de la National Iranian Oil Company en el Mar Rojo, a 60 millas de la ciudad de Jeddah, Arabia Saudita. Si bien la tripulación no resultó herida, y los trabajos de reparación se realizaron de forma rápida, el precio Brent subió 2.07% lo que equivale a 60.33 dólares, el futuro WTI tuvo una cotización similar.

Paralelamente, el anuncio de Estados Unidos y China del mismo día, generaron una baja del precio del petróleo, las conversaciones llevaron cautela al mercado, teniendo presente que las acciones todavía no se llevaron a cabo. Esta rivalidad está acompañada también por el clima de tensión entre Estados Unidos e Irán desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, a pesar de que justo antes de los ataques a las refinerías el presidente estadounidense se había mostrado abierto a la posibilidad a una conversación y de los cruces de funcionarios en los pasillos de la Cumbre del G7 en Biarritz, Francia.

Sin embargo, no está todo dicho, los supuestos boicots a los buques mercantes en el Estrecho de Ormuz, la iniciativa estadounidense de patrullaje para protegerlos, las negociaciones iraníes con Europa por el Acuerdo Nuclear y las crisis, especialmente en Siria y Yemen ponen en jaque a la región y pueden volver a desestabilizar el mercado petrolero.


FUENTE:
Síntesis Mundial

(*) Investigador del Centro de Estudios Políticos e Internacionales -CEPI-

]]>
hola@fundamentar.com (Jonatán Carné(*)) Opinión Wed, 30 Oct 2019 11:28:02 -0300
Venezuela Busca una Reunión de la OPEP con Rusia https://fundamentar.com/articulos/item/5106-venezuela-busca-una-reunion-de-la-opep-con-rusia https://fundamentar.com/articulos/item/5106-venezuela-busca-una-reunion-de-la-opep-con-rusia

Venezuela no puede esperar más, necesita que los precios del petróleo dejen de bajar y vuelvan a sus niveles de antes. Al menos, a los setenta dólares el barril. 

 

Venezuela no puede esperar más, necesita que los precios del petróleo dejen de bajar y vuelvan a sus niveles de antes. Al menos, a los setenta dólares el barril. Así lo pidió su presidente, Nicolás Maduro, desde Caracas después de haber hecho una gira asiática en la que se entrevistó en Pekín con su homólogo ruso, Vladímir Putin, antes de desplazarse al emirato de Catar.

 

 

]]>
hola@fundamentar.com (Pedro Arrospidegaray) Videos Mon, 07 Sep 2015 17:38:18 -0300
Ecuador: Correa pide a la OPEP Regular la Producción de Crudo https://fundamentar.com/internacional/item/4950-ecuador-correa-pide-a-la-opep-regular-la-produccion-de-crudo https://fundamentar.com/internacional/item/4950-ecuador-correa-pide-a-la-opep-regular-la-produccion-de-crudo Correa destacó que

El Gobierno de Ecuador, es el miembro más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El presidente de Ecuador, Rafael Correa informó este martes que su gobierno aspira a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), procure la subida de los precios del petróleo regulando su producción. De acuerdo con el mandatario, Ecuador y otros socios del organismo, como Nigeria, están de acuerdo con que la OPEP llame a una reunión extraordinaria para analizar los precios del crudo en el mercado internacional, porque considera que están "innecesariamente bajos".

Correa destacó que "Los precios están innecesariamente bajos, y la OPEP tiene capacidad (para presionar), regulando su producción junto con Rusia - que no es parte de la OPEP - para subir los precios". El mandatario hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la ciudad porteña de Guayaquil (suroeste).

Entre tanto, Nigeria, que preside la OPEP, había advertido de que si el precio del crudo cae aun más, era muy probable que en las próximas semanas demandara una reunión extraordinaria de la organización.

"En buena hora que Nigeria ha pedido esa reunión" Rafael Correa

El país sudamericano debió recortar su presupuesto estatal en un 3,91 % a comienzos del año en curso debido a la brusca caída de la cotización internacional del crudo. Venezuela y Ecuador, miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se pronunciaron en su última reunión de noviembre a favor de una reducción de la producción de crudo por parte del organismo multilateral.

 

FUENTE: Telesur
 

]]>
hola@fundamentar.com (Fundamentar) Internacional Tue, 14 Jul 2015 20:56:13 -0300