Warning: Undefined array key 0 in /home/fundamen/public_html/plugins/system/jblibrary/jblibrary.php on line 380
Fundamentar - Fundamentar https://fundamentar.com Sun, 16 Jun 2024 22:49:37 -0300 Joomla! - Open Source Content Management es-es Inspectores autorizan paso por Turquía al primer buque con cereal ucraniano https://fundamentar.com/internacional/item/6718-inspectores-autorizan-paso-por-turquia-al-primer-buque-con-cereal-ucraniano https://fundamentar.com/internacional/item/6718-inspectores-autorizan-paso-por-turquia-al-primer-buque-con-cereal-ucraniano El buque "Razoni" cargado con maíz ucraniano puede ahora cruzar el estrecho de Bósforo

Expertos rusos y ucranianos inspeccionaron en Estambul el primer barco con cereales de Ucrania exportados desde la invasión de Rusia, conforme a un acuerdo que busca aliviar la crisis alimentaria mundial.

La inspección del "Razoni" duró casi una hora y media, constató la AFP. Al término de la operación el barco fue autorizado a navegar por el estrecho del Bósforo para dirigirse a Líbano, anunció el ministerio de Defensa turco.

El navío, con bandera de Sierra Leona, llegó el martes a las costas del norte de Estambul, un día después de zarpar de la ciudad ucraniana de Odesa con 26.000 toneladas de maíz con destino al puerto libanés de Trípoli.

Una veintena de expertos y delegados de la ONU llegaron al barco a borde dos embarcaciones.

El equipo de especialistas, con chalecos salvavidas y cascos, fue dirigido por el almirante turco Özcan Altunbulak, responsable del Centro de Coordinación Conjunta (CCC) que supervisa estas exportaciones, y el almirante estadounidense retirado Fred Kenney.

Rusia: barcos no deben transportar armas
La inspección se llevó a cabo conforme a las exigencias de Rusia, que quiere asegurarse del tipo de cargamento. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, fustigó el martes por la noche el "Estado terrorista" ruso que "provocó la crisis alimentaria para utilizar los cereales, el maíz y el petróleo como armas".

El mandatario ucraniano también declaró que espera "regularidad" en los embarques. "Cuando un barco deja el puerto, hay otros que están cargando y los que se aproximan al puerto", aseguró.

El "Razoni" zarpó tras un acuerdo impulsado por Turquía y la ONU que levantó el bloqueo naval ruso en el mar Negro y permite el embarque de millones de toneladas de alimentos para ser volcados al mercado mundial, en momentos de crisis alimentaria.

La suspensión de exportaciones de Ucrania, uno de los mayores productores mundiales de granos, incidió en el aumento de precios de los alimentos los últimos meses.

Kiev asegura que hay al menos 16 buques graneros esperando  para partir. También acusa a Rusia de robar granos en territorios tomados por las fuerzas del Kremlin para luego enviarlos a sus aliados de África y Oriente Medio, como Siria.

 

FUENTE: DW

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Dana Vazquez

]]>
hola@fundamentar.com (Pedro Arrospidegaray) Internacional Wed, 03 Aug 2022 12:52:07 -0300
Turquía inaugura el centro de coordinación de Estambul para la exportación de grano desde Ucrania https://fundamentar.com/internacional/item/6710-turquia-inaugura-el-centro-de-coordinacion-de-estambul-para-la-exportacion-de-grano-desde-ucrania https://fundamentar.com/internacional/item/6710-turquia-inaugura-el-centro-de-coordinacion-de-estambul-para-la-exportacion-de-grano-desde-ucrania Turquía inaugura el centro de coordinación de Estambul para la exportación de grano desde Ucrania

Turquía inaugura el centro de coordinación de Estambul para la exportación de grano desde Ucrania

Las autoridades de Turquía han inaugurado este miércoles el centro de coordinación de Estambul para la exportación de grano desde Ucrania en el marco del acuerdo alcanzado por las autoridades rusas y ucranianas en plena invasión. El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, ha indicado durante la ceremonia de apertura que el deber del centro "es proporcionar un transporte marítimo seguro de cereales y productos alimentarios similares para ser exportados desde Ucrania", según ha recogido la agencia de noticias Anatolia.

Akar ha señalado, además, que el centro contribuirá "significativamente" a superar la crisis alimentaria agudizada a raíz de la guerra en Ucrania y que afecta "al mundo entero", especialmente en lo referente al aumento de precios. 

No obstante, ha advertido que "de no haber abordado esta situación, el hambre, la inseguridad y la migración" habrían aumentado. "El centro consta de cinco representantes, tanto militares como civiles, de Turquía, Rusia, Ucrania y la ONU. No habrá ningún elemento militar en el terreno", ha dicho. 

Turquía, junto a Rusia Ucrania y la ONU firmaron a finales de la semana pasada un acuerdo para reabrir tres puertos ucranianos que habían estado bloqueados durante meses debido a la guerra iniciada por Rusia el pasado 24 de febrero. 

El acuerdo salió adelante después de que las partes accedieran a un plan auspiciado por la ONU para formar un centro de coordinación en la ciudad de Estambul con el objetivo de llevar a cabo inspecciones conjuntas en las entradas y salidas de los puertos y garantizar la seguridad de las rutas. 

En este sentido, está previsto que los barcos crucen el mar Negro hacia el estrecho del Bósforo, en Turquía, donde se encuentra el centro de coordinación conjunto. Dicho centro será el encargado de examinar los barcos que entren en Ucrania para garantizar que no lleven armas o material de combate.

 

FUENTE: europress

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Dana Vazquez

]]>
hola@fundamentar.com (Pedro Arrospidegaray) Internacional Wed, 27 Jul 2022 17:00:54 -0300
Rusia y Ucrania discuten cómo reanudar la exportación de cereales bloqueados por la guerra https://fundamentar.com/internacional/item/6691-rusia-y-ucrania-discuten-como-reanudar-la-exportacion-de-cereales-bloqueados-por-la-guerra https://fundamentar.com/internacional/item/6691-rusia-y-ucrania-discuten-como-reanudar-la-exportacion-de-cereales-bloqueados-por-la-guerra Rusia y Ucrania discuten cómo reanudar la exportación de cereales bloqueados por la guerra

La reunión entre sus Gobiernos se celebra en un contexto de aumento de los precios de los alimentos a nivel mundial que amenaza a varias regiones con hambrunas.

Rusia y Ucrania iniciaron este miércoles la primera reunión entre sus Gobiernos en meses para discutir en Turquía un plan de la ONU para exportar hacia los mercados mundiales, a través del mar Negro, los cereales ucranianos bloqueados por la guerra.

La mayor discreción rodeaba la reunión a puertas cerradas en Estambul entre expertos de los Ministerios de Defensa ruso y ucraniano y en presencia de una delegación de la ONU, que la cartera castrense turca pretende mantener "confidencial".

Al término de la reunión se emitirá un comunicado de prensa, según la misma fuente, informó la agencia de noticias AFP.

El Gobierno turco, que también participa de las discusiones, no hizo público ni el lugar ni la hora del encuentro.

La reunión se celebra en un contexto de aumento de los precios de los alimentos a nivel mundial que amenaza a varias regiones con hambrunas. Ucrania es uno de los mayores exportadores mundiales de trigo y otros cereales.

Unos 20 millones de toneladas de granos están actualmente bloqueados en los puertos de la sureña región ucraniana de Odesa por la presencia de buques de guerra rusos y de minas, colocadas por Ucrania para defender su costa.

Turquía, miembro de la OTAN y aliada de ambos bandos en el conflicto, está intensificando los esfuerzos diplomáticos para facilitar la reanudación de las exportaciones.

Funcionarios turcos dijeron que tienen 20 buques mercantes esperando en el Mar Negro que podrían ser cargados rápidamente con grano ucraniano.

Hasta el momento, los esfuerzos turcos, realizados a petición de la ONU, no han logrado desbloquear la situación, ya que Moscú exige inspeccionar los barcos, a lo que Kiev se niega.

La visita del ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, a Ankara, la capital turca, a principios de junio no dio lugar a ningún avance, en ausencia de una representación ucraniana.

 

FUENTE: Télam

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Dana Vazquez

]]>
hola@fundamentar.com (Pedro Arrospidegaray) Internacional Wed, 13 Jul 2022 12:01:07 -0300
Política exterior. Destacados de la semana https://fundamentar.com/nacional/item/6600-politica-exterior-destacados-de-la-semana https://fundamentar.com/nacional/item/6600-politica-exterior-destacados-de-la-semana Política exterior argentina de la semana

Te presentamos los hechos más importantes de esta semana de la política exterior argentina desde una mirada analítica.

Relaciones bilaterales con México

El viernes pasado Argentina y México acordaron nuevas preferencias arancelarias para sus intercambios comerciales, otorgando de esta manera un nuevo impulso y previsibilidad al comercio bilateral en beneficio de los sectores productivos de ambos países. El logro alcanzado se enmarca en la profundización de la Asociación Estratégica entre la Argentina y México convenida por los presidentes Alberto Fernández y Manuel López Obrador, en la Declaración de Presidentes suscrita en febrero de 2021. Los compromisos asumidos por ambas partes tienen efecto inmediato para sectores claves de nuestro comercio como el automotriz y el alimenticio. Asimismo, establecen mejores condiciones para continuar negociaciones dirigidas a conformar un marco jurídico más amplio, estable y mutuamente beneficioso para la relación económica bilateral.

https://twitter.com/CancilleriaARG/status/1504943932987293701

Dentro de los puntos más importantes del entendimiento bilateral, encontramos:

  • La adopción del Séptimo Protocolo Adicional al Apéndice I del Acuerdo de Complementación Económica número 55 (ACE 55) que refiere a vehículos livianos.
  • Un contingente exclusivo que México otorga a Argentina, con arancel 0%, sin permiso previo de importación, para 50.000 toneladas de porotos, durante los próximos tres años, incluyendo plazos flexibles.
  • Una revisión integral del Apéndice I del ACE 55, de manera de atender cuestiones pendientes y fortalecer el desarrollo equilibrado de las industrias automotrices de ambos países.
  • La ampliación y profundización del ACE 6, focalizándose en una primera etapa en el comercio de bienes y posteriormente en otras disciplinas, como Servicios o Compras Gubernamentales, entre otras.

En definitiva, hablamos de una fortalecida relación económico-comercial que sigue en línea con las políticas impulsadas por el gobierno de Fernández de un mayor acercamiento hacia México.

 

Ayuda humanitaria a Ucrania

El viernes pasado Argentina envió 2,5 toneladas de materiales donados por Cascos Blancos junto a la comunidad ucraniana en Argentina, para asistir a refugiados a razón del conflicto en territorio ucraniano. La ayuda humanitaria enviada por el Estado argentino junto con la comunidad ucraniana en nuestro país tuvieron como principal objetivo asistir a refugiados ucranianos en Polonia, país donde se concentra la mayor cantidad de población que egresó de Ucrania.

https://twitter.com/UKRinARG/status/1507077321601142804

El lunes, Santiago Cafiero recibió a la misión de Cascos Blancos que regresó a nuestro país luego de haber concluido la primera etapa de la misión realizada en las fronteras ucranianas con Polonia y Rumania. Durante el mes de marzo, esta misión brindó asistencia humanitaria para garantizar la salida de Ucrania de argentinos/as y latinoamericanos/as. Cafiero destacó el trabajo de la comisión en las fronteras y subrayó: “Argentina es un pueblo humanista y solidario, y el trabajo que llevó adelante Cascos Blancos, en un contexto complejo, demuestra una vez más que la asistencia entre los pueblos y la apuesta por la paz, guían nuestras acciones internacionales”.

https://twitter.com/CascosBlancos/status/1505211534192091137

 

Exportaciones argentinas

En el día de ayer, el Gobierno Nacional presentó “PyMEs para el mundo”, un programa impulsado por los ministerios de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, y de Desarrollo Productivo, que busca potenciar las exportaciones, aumentar la participación de las pequeñas y medianas empresas argentinas en el comercio internacional, y favorecer las competencias exportadoras para mejorar la competitividad y productividad. La secretaria Cecilia Todesca Bocco manifestó que “todas las embajadas, la Cancillería, la Agencia, el Ministerio de Desarrollo Productivo, y tantos otros organismos del Estado, estamos disponibles para optimizar todas las herramientas que tenemos en el territorio para que las empresas puedan producir y exportar más, generando mayor cantidad de trabajo con derechos”.

https://twitter.com/GuilleMerediz/status/1506673783108628480

https://twitter.com/Produccion_PBA/status/1506765268508282883

Por su parte, el secretario Guillermo Merediz destacó que “el lanzamiento de PyMEs por el Mundo es una síntesis de las acciones llevadas a cabo desde el sector público con el sector privado en pos de posicionar nuestras empresas en el ámbito internacional en un contexto de crecimiento pese a las dificultades económicas”. Para finalizar, el secretario expresó: “las PyMEs argentinas son fundamentales para la recuperación de nuestra economía, en el marco de agenda conjunta de crecimiento y desarrollo en los mercados externos. En el 2021, nuestras PyMEs exportaron USS 10.800 millones, récord de exportaciones en los últimos seis años”.

 

(*) Analista de Fundamentar

]]>
hola@fundamentar.com (Camila Elizabeth Hernández (*)) Argentina Thu, 24 Mar 2022 19:27:45 -0300
América Latina y el mandato exportador https://fundamentar.com/internacional/item/6535-america-latina-y-el-mandato-exportador https://fundamentar.com/internacional/item/6535-america-latina-y-el-mandato-exportador Exportaciones latinoamericanas

Economistas ortodoxos y neodesarrollistas tienen un punto de acuerdo: América Latina debe exportar. Pero el fetiche de las exportaciones como fuente de desarrollo se basa en la omisión de una serie de condiciones asociadas al pago de las deudas, a la explotación de la fuerza de trabajo y a conflictos sociales y ecológicos existentes en toda la región.

El desarrollo de las fuerzas productivas orientadas por el impulso de la demanda externa forma parte de América Latina y el Caribe desde su integración a la economía mundial. En ese origen, las necesidades metropolitanas se imponían sobre las locales a la hora de ordenar qué se produce y cómo se lo hace, lo cual implicó una trayectoria de más de trescientos que fue definiendo qué negocios privilegiar y generó estructuras productivas, actores sociales e imaginarios, todos ellos factores que pesan a la hora de pensar alternativas de desarrollo.

La modalidad primario-exportadora fue la privilegiada a la hora de establecer la inserción de la región en el mundo decimonónico, bajo el peso privilegiado no solo de los mercados externos sino de los capitales extranjeros en las economías recientemente nacionales. Las incipientes burguesías locales crecieron asociadas a este impulso. No es de extrañar entonces que aparecieran tan mezcladas las ideas de independencia nacional y la sociedad con los capitales extranjeros.

Esta fusión fue puesta en duda en todo el continente en las vísperas de los centenarios de las revoluciones independentistas, y fermentó en un clima con rasgos antiimperialistas más o menos generalizados. Este ánimo fue usado, a su vez, por muchos gobiernos de la época para renovar sus esfuerzos de nacionalización de la cultura, persecución de extranjeros «indeseables» y represión de la protesta social. Este reverdecer nacionalista se combinó con el estallido de la Primera Guerra Mundial, que fue un primer traspié para el hasta entonces motor de la acumulación, que terminó de desbaratarse durante el interregno abierto entre la crisis de la década de 1930 y la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Ese período abrió la oportunidad al desarrollo de industrias locales ante la interrupción del abastecimiento externo. Con dudas y reticencias de las elites locales, fueron décadas en las que la acumulación debió reorientarse ante la destrucción masiva de las economías centrales europeas y su desplazamiento por Estados Unidos. Fueron los años de la llamada industrialización por sustitución de importaciones, apoyada en la amplia red de talleres desarrollada en las márgenes durante la etapa previa. Casi todas las economías de la región atravesaron cierto impulso industrializador en esas décadas.

Sin embargo, a partir del final de la guerra, con la presión por volver a los negocios «como siempre» de las multinacionales, la continuidad del proceso se restringió a las economías de mayor tamaño relativo, cuyos Estados tuvieron un rol protagónico. Muchos de los proyectos iniciados en esos años madurarían décadas más tarde, dando lugar a «anómalas» producciones de alto valor agregado o composición tecnológica. Durante estas décadas, los flujos de intercambio externo jugaron un rol menos significativo que en el pasado, sin por ello dejar de tener importancia.

La deuda como organizadora de la producción

Esa desconexión relativa empezó a quebrarse en la década de 1970. Operó entonces una reconfiguración de la acumulación a nivel mundial. El ascenso neoconservador en Estados Unidos y Gran Bretaña pondría fin no solo a los arreglos internos en torno a los Estados de Bienestar, sino a los acuerdos monetario-financieros de Bretton Woods, que moldearon los intercambios internacionales por tres décadas. El inicio de las reformas de apertura en China se conjugó en este escenario, para facilitar la incipiente reestructuración de la producción, en forma de cadenas globales de valor y el despliegue de un vigoroso proceso de financiarización. En este momento crítico de quiebre, se inició lo que luego se conocería como neoliberalismo.

Vale resaltar que en un gran número de países de la región —incluidas las poderosas economías argentina y brasileña— la adaptación a estos cambios se dio de la mano de sangrientas dictaduras. No sería preciso suponer que se contaba con un modelo claro de antemano. Por supuesto, existían grupos de presión en el campo de las ideas, donde la ortodoxia neoliberal había ganado presencia con think tanks, becas, publicaciones y cuadros técnicos, todo en estrecho vínculo con las empresas de mayor porte. Pero también existían al interior de estas mismas dictaduras quienes daban relevancia a la industria y a ciertos sectores estratégicos por un problema de soberanía militar. La confluencia se encontraba en la orientación represiva, excluyente y contraria a la organización de las mayorías sociales.

La llave del cambio vino por un canal financiero. La acumulación de dólares excedentes en los sistemas financieros de los países centrales fue reciclada en forma de préstamos casi compulsivos a los países latinoamericanos. Pautados a tasas bajas, pero variables, renegociados anualmente, sin destino específico, sirvieron para responder al impacto de la suba de precios del petróleo como para financiar el terrorismo de Estado. En muy pocos casos los préstamos se canalizaron a la inversión productiva. También fueron a empresas estatales que no precisaban de esos fondos, pero luego deberían pagarlos, lo que reducía su capacidad operativa. Esta abundancia de fondos se vio abruptamente interrumpida a inicios de los años 80, tras la suba de las tasas de referencia en Estados Unidos. Los fondos se retiraron de la región de manera súbita, dirigiéndose a los países centrales. Así, como castillo de naipes, casi todos los países de la región entraron en problemas de pagos. Tanto la entrada masiva de capitales como su salida en estampida fueron definidas por prioridades y arreglos en los países centrales. Pero la crisis recayó sobre la periferia.

¿Por qué es importante remarcar esto? Porque la gestión de la crisis de la deuda en la década de 1980 terminó de dar forma al giro en torno al desarrollo de la región. A pesar de los intentos de organizar clubes de deudores, la presión de los acreedores se impuso. Durante la llamada «década perdida» la región prácticamente no creció, lidió con severos problemas de inflación y una regresividad manifiesta, debió ajustar sus presupuestos, enfrentó términos de intercambio desfavorables, pero al mismo tiempo transfirió valor en forma de pagos. Aun así, su deuda creció. Poco importó el origen de dudosa legalidad y legitimidad, las violaciones de derechos humanos de los gobiernos que recibían los fondos ni la corresponsabilidad de los acreedores.

La cesación de pagos generalizada ponía en crisis los balances contables en las casas matrices, lo cual podía hacer tambalear las economías centrales. Por eso, los Estados intervinieron de manera oficial, negociando durante una década hasta dar forma, tras el hito del plan Baker, al plan Brady, que permitió a inicios de la década de 1990 canjear la deuda en mora por nueva deuda en regla, a cambio de la aplicación de una serie de «recomendaciones» que ya se conocían como Consenso de Washington. Si durante la década de 1980 maduraron proyectos puestos en marcha por el Estado en décadas previas, y se aceleró el proceso de reconversión productiva para obtener divisas, en la de 1990 esto se terminó de organizar con la quita de mecanismos de regulación estatal, privatizaciones, «desregulación» de una multiplicidad de mercados (incluido el laboral), firma de tratados de inversión y de libre comercio, y apertura comercial. La mayor parte de estos cambios se sostuvieron en la región hasta el presente.

¿Qué exportaciones?

La nueva orientación exportadora se forjó no para sostener los niveles internos de consumo ni el desmanejo fiscal, sino para pagar deuda. Con matices, la región se consolidó como exportadora de materias primas, sobre todo de productos agropecuarios, piscícolas, forestales, metalíferos y mineros así como su procesamiento básico. Para ello ha sido clave la falta de estándares ambientales. Algunos pocos países lo combinaron con la exportación de hidrocarburos, en ciertos casos, con muy bajo grado de procesamiento (por ejemplo, México exporta crudo para luego comprar gasolinas procesadas).

Esto es lo que se suele llamar «extractivismo», a saber la explotación a gran escala de recursos naturales o comunes, con alto grado de estandarización, intensivos en capital, para obtener productos de bajo valor agregado normalmente destinados a la exportación. O «neoextractivismo», cuando se combina con captura parcial de la renta asociada por parte del Estado, a través de impuestos o mediante su participación en la producción. Esto no quita que, en algunos casos, en estas producciones se paguen salarios relativamente altos. Pero se hace a costa de segmentar el mercado de trabajo, estableciendo una creciente heterogeneidad entre sectores económicos, que terminan por obstruir cualquier otra actividad productiva: ¿Qué otras producciones son compatibles con esta especialización? A esto se suma además del grado de precarización y menor remuneración de las actividades conexas en la cadena de valor, mayormente subcontratadas en condiciones más pauperizadas. Los salarios de estos sectores son relativamente altos respecto de una media social precisamente desvalorizada para garantizar cierto nivel de competitividad externa.

Es habitual que las comunidades ubicadas en torno a los grandes proyectos no sean consultadas. Se trata de un derecho reconocido internacionalmente en el caso de comunidades originarias. Incluso cuando tentadas por posibles puestos de trabajo las comunidades saben que los empleos vienen de la mano de la destrucción de fuentes alternativas (¿cuántas granjas ha arruinado la explotación petrolera por fractura hidráulica, por ejemplo?) y la afectación directa de la salud de las poblaciones vecinas a los emprendimientos extractivos. Las economías regionales devastadas por el huracán neoliberal hoy son presentadas así como zonas de sacrificio.

Muchas de estas críticas son descartadas, consideradas fatuas no solo por partidarios de visiones ortodoxas de la economía, sino por quienes se consideran neodesarrollistas. No se ha reparado lo suficiente en esta llamativa coincidencia en la veneración a las ventajas comparativas —basadas en la dotación dada de factores o recursos con que cuentan las naciones, como «dones» naturales—. Lo que la ortodoxia abraza como mandato, el neodesarrollismo parece aceptarlo como resignación. Aunque siempre se afirma la necesidad de agregar valor y crear empleo sobre estas ventajas, no se cuestiona la preeminencia de esta fuente de acceso a divisas por la vía exportable.

En algunos países, la especialización primaria se combinó con la provisión de fuerza de trabajo barata, a través del emplazamiento de industrias bajo el modelo de maquilas. Se trata centralmente de la industria textil, la electrónica y la del transporte, orientadas a la exportación a Estados Unidos, como ocurre en Centroamérica y México. Este conjunto de economías se especializa en el uso de fuerza de trabajo mal remunerada para la especialización orientada a la exportación. A este fenómeno Ruy Mauro Marini lo llamó superexplotación de la fuerza de trabajo. Menos teorizado se lo puede entender como el caso de quienes tienen empleos que no les permiten salir de la pobreza. Debe añadirse que en este caso que la desigualdad de género es particularmente explotada como fuente de ganancias: mujeres peor pagas y con peores condiciones laborales como motor de desarrollo.

Finalmente, el turismo es el único servicio en que la región obtiene superávit en el comercio exterior. Esto habilita a múltiples proyectos de inversión que aprovechan la belleza paisajística y la fuerza de trabajo relativamente barata. Al igual que la maquila, se distinguen de la explotación de recursos por ser más demandantes de trabajo, predominantemente mujeres, y en muchos casos con niveles de calificación relativamente bajos. Debe anotarse que, en materia de especializaciones en la provisión de divisas, se pueden anotar dos variaciones más: el envío de remesas por parte de migrantes que debieron irse de su país de origen por falta de oportunidades, y remiten fondos a sus familiares, y las economías que funcionan como guaridas fiscales, lo que les provee cierto excedente de divisas. Aquí, claro, la ventaja está en la baja tributación y escaso control de las operaciones financieras. Ninguno de estos casos parece poder proponerse de forma explícita como proyecto de desarrollo, de modo que se evita resaltarlos en la agenda económica.

Ahora bien, las tres primeras especializaciones señaladas (extractivismo, maquila industrial y turismo internacional) estuvieron centradas en el desmantelamiento de las estructuras productivas internas. No respondieron a necesidades nacionales o a programas de desarrollo, sino a la crisis y la necesidad de obtener recursos externos y fiscales para pagar deuda. Es decir, no fueron puestas en marcha para sostener el consumo ni la inversión. En algunos casos, las exportaciones tienen baja demanda de fuerza de trabajo y en otras dependen de remunerar mal a la misma. No parecen ser promesas de desarrollo atractivas.

Un fetiche de exportación

Las especializaciones productivas de exportación en la región no se fundamentan en programas de desarrollo nacional, ni en el objetivo de superar las barreras impuestas por la escala de mercado, ni en prioridades internas de consumo o inversión, ni siquiera de recaudación. Tampoco se sostienen sobre mecanismos de integración de segmentos clave de las cadenas de valor, ni en la aplicación de conocimientos generados en la región. Se justifican en la urgencia de obtener divisas, como mandato ante la aparente escasez que limita el crecimiento. Sin embargo, la tracción importadora asociada al crecimiento está basada en la propia apertura temprana de las economías latinoamericanas, que desmanteló actividades que bien podrían realizarse localmente.

Más aún, la región no muestra una situación de déficit sistemático en su comercio exterior, ni tampoco los superavits y déficits están asociados a fases de crecimiento o crisis. Mientras que el saldo agregado tiene cierta variabilidad, la salida de divisas por el pago de intereses y de utilidades es sistemático. El saldo negativo de estas rentas se multiplicó por siete en las últimas cuatro décadas, permaneciendo en torno a 3% del PBI desde 1990. Esta brecha debe cubrirse de alguna manera, y es allí donde las exportaciones juegan el rol crucial, tanto para la ortodoxia como para parte de la heterodoxia, que no cuestionan la dinámica de la deuda o el rol del capital extranjero en general.

La inversión extranjera directa, muchas veces asociada a grandes proyectos de desarrollo, se muestra en las últimas décadas como una suerte de pinza, en la que cada vez se necesita más inversión para dejar un mismo aporte de divisas, descontando lo que se va en materia de utilidades remitidas al exterior. En la última década (2011-2020), esta inversión dejó un aporte neto de divisas similar a la fase 1994-2003, pero con un nivel de inversión dos veces y media mayor (lo que representa un menor aporte en el PBI total). Es decir, el esfuerzo para atraer inversiones es cada vez mayor. No en vano, la mayor parte de la región ha sostenido su adhesión a la institucionalidad de los tratados de inversión (con las excepciones de Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela). América Latina y el Caribe es la región con más demandada por inversores ante tribunales internacionales y 70% de resoluciones fueron favorables a sus intereses. Acumula 21.807 millones de dólares en arreglos desfavorables, lo que es equivalente a toda la inversión extranjera neta de 2020.

El fetiche de las exportaciones como fuente de desarrollo se basa en la omisión de esta clase de consideraciones. Por supuesto, para la ortodoxia económica y los defensores de las grandes corporaciones, esto no constituye un problema. Para una gran parte de la heterodoxia, que no ignora el problema, se trata de un mandato de realpolitik. Incluso cuando no ocupan cargos de gobierno. Esto es extraño, porque al mismo tiempo que reconoce la necesidad de incrementar exportaciones para pagar estas salidas de divisas, elude cualquier consideración respecto de la capacidad de lobby y el peso estructural que adquieren los actores asociados. Su promoción no parece compatible con posteriores controles o regulaciones, a menos que se tenga una idea precaria de las dinámicas de poder o ilusiones respecto de la capacidad de los Estados (en especial, los subnacionales) de eludir la captura por parte de estos actores poderosos. ¿Por qué motivo los actores económicos especializados en actividades tal como existen hoy cederían recursos económicos y políticos para su propio debilitamiento?

Ante la insuficiencia de argumentos para responder estas dudas, no pocas veces hemos visto la reacción conservadora, incluso agresiva, por parte de ortodoxos y heterodoxos que demandan exportar más, ahora mismo, relegando la distribución del ingreso a un «futuro promisorio» si se logra primero consolidar un modelo de crecimiento traccionado por exportaciones. La urgencia se basa en la imposibilidad de cambiar las relaciones externas o discutir procesos de largo alcance. Y al hacerlo, suelen ridiculizar las objeciones de ambientalistas, comunidades locales o incluso sindicatos. Está claro, nadie a esta altura supone que una economía puede sobrevivir aislada del intercambio con el mundo. La propuesta no es aislacionismo y primitivismo, sino desarrollo basado en las necesidades locales, en garantizar niveles de vida decentes para toda la población. Y en esto, la orientación exportadora de las últimas décadas, bajo gobiernos de diferentes ideologías, tiene un número elevado de cuentas pendientes. 

(*) Francisco Cantamutto es investigador asistente de CONICET, con sede de trabajo en el IDAES de la UNSAM. Licenciado en Economía (UNS-Argentina), Maestro en Ciencias Sociales (FLACSO-México), Doctor en Investigación en Ciencias Sociales, mención en Sociología (FLACSO-México). Es docente. Se especializa en temas de economía y procesos políticos, con especial referencia a América Latina.

(**) Martín Schorr es Doctor en Ciencias Sociales y actualmente trabaja como investigador del Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la Universidad Nacional de San Martín.

FUENTE: Nueva Sociedad

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Camila Elizabeth Hernández

]]>
hola@fundamentar.com (Francisco Cantamutto (*) y Martín Schorr (**)) Internacional Mon, 26 Jul 2021 15:12:02 -0300
La manta corta https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6490-la-manta-corta https://fundamentar.com/articulos/opinion/item/6490-la-manta-corta La manta corta

Es estúpido pensar
que haciendo lo mismo vamos a llegar
a otro resultado.
Retroceder para avanzar,

con la esperanza de que no me vuelva a equivocar.
Retroceder es mi perdón
que me aleja de volver a cometer el mismo error.

Los Mesoneros

Como en ese viejo dicho campero que refiere al desvestir de los santos, las novedades más importantes de la semana que pasó, tuvieron mucho de aquello de tomar medidas que poco pueden aportar a la resolución de problemas, sean coyunturales o sean estructurales. Repasemos.

En el último artículo, cuando referíamos al problema que representa la inflación en la Argentina de hoy, decíamos que el Poder Ejecutivo conducido por Alberto Fernández algo debía hacer para frenar un índice que, si bien había bajado en el mes de abril respecto de marzo, no resultaba suficiente para tener una perspectiva optimista del asunto. Y lo hizo. En pocas horas, supimos que el gobierno cerraba la exportación de carne vacuna para tratar de comenzar a desentrañar el nudo gordiano que supone exportar más, sin que ello represente un aumento en el precio para el mercado interno.

De alguna forma el intento de respuesta no es nuevo. Como en aquella vieja canción de Los Fabulosos Cadillacs que cantaban yo te avisé y vos no me escuchaste, el presidente de la nación ya había dado señales, unas semanas atrás, que alguna medida no ortodoxa podría imponer, a los fines de frenar un aumento desmedido de un producto tan simbólico para el conjunto de los argentinos.

https://www.youtube.com/watch?v=ALekJEtdeTo&t=1975s

Es obvio que el cierre de la exportación no representa una buena noticia en sí misma. Hay contratos establecidos, cupos de venta asignados y puestos de trabajo en riesgo ya que no pocos frigoríficos faenan exclusivamente para el mercado externo. Además, puede resultar contradictorio cerrar exportaciones, en un gobierno que ha promovido todo aquello que refiera a la venta en mercado internacionales de todo tipo de bienes y productos, ya que el país necesita, como sabemos que sucede desde la década del 30’ para acá, resolver la tensión de la falta de dólares.

Dicen los que dicen que saben, que, si bien el problema no es nuevo, se ha agravado en el último tiempo con la irrupción de China como cliente, ya que demanda volúmenes de venta impensada para nuestra lógica de poco menos de 50 millones de habitantes de un país que ocupa la octava parte del territorio del planeta. La raíz del problema ya no radica, como sucedía algunas décadas atrás, en cómo utilizar el cupo limitante de la llamada cuota Hilton que involucraba a los países desarrollados y que suponía la venta de los “mejores cortes”; sino que el gigante asiático compra la totalidad del animal y eso termina tensionando al mercado interno. Presentándose, además, lo que parece ser una paradoja no menor: el precio al que se comercializa esa parte de la producción es menor que lo que se paga en el país, pero la cantidad demandada es tan importante, que resuelve las diferencias.

A partir de la decisión gubernamental, las respuestas del cúmulo de actores involucrados no se hicieron esperar. Desde un paro en la comercialización por parte de la Mesa de Enlace (lo cual terminaría agravando el problema ya que, ante la reducción de la oferta, con una demanda sostenida, el precio tenderá a subir), hasta algún frigorífico que decidió cerrar sus puertas (no deja de llamar la atención la falta de “espalda” para que, en menos de 72 horas se termine poniendo en riesgo varios centenares de puestos de trabajo), pasando por declaraciones de dirigentes políticos de signo diversos. Oficialistas incluidos.

https://twitter.com/omarperotti/status/1394637032622800897

La teoría productivista allí esbozada, esto es, incentivar la producción para contar con más animales para exportar (más dólares) y para consumir en el mercado interno, peca de un optimismo simplista, típico de un anacrónico liberalismo económico que nos sigue insistiendo que el mercado es el mejor ordenador social.

El problema es aquí y ahora. Un animal no se cría ni engorda en pocas semanas. ¿Cómo resolver una demanda del mercado interno, sostenida no sólo en el derecho a consumir sino en la dimensión cultural que supone comerse un “asadito” el fin de semana?

Si la solución es la mayor producción, tal como declaman lo referentes de la Mesa de Enlace, a la sazón, brazo político agrario de Juntos por el Cambio, vale preguntarse sobre el período 2015 – 2019, cuando la administración macrista concedió cada una de las demandas de las patronales del campo. Según lo comentado por el presidente en la semana que pasó, la producción aumentó sólo un poco menos que el 5%. Realmente insuficiente para absorber nuevas demandas voluminosas del mercado internacional.

Pero demos por sentado que el primer mandatario miente, y la producción ha crecido en un valor mucho más importante. Si es así, cuesta entender el porqué del aumento de más del 65% de la carne vacuna en la Argentina pandémica. Algo no cierra. Y parece que el interés de algunos, los ganadores de siempre, sólo radica en hacer negocios independientemente del consumo de la mesa de los argentinos. En realidad, en un sistema capitalista eso no debería ser algo que nos extrañe. Lo que debería preocuparnos es que algunos dirigentes políticos, con responsabilidades comunitarias, tomen como prioritario el reclamo sectorial antes que la idea del interés general.

Y también hubo avisos no escuchados en la problemática del Covid: 35.000 contagiados por día, más de 700 fallecidos notificados el miércoles de esta semana, con el sistema sanitario colapsado en provincias como Santa Fe y Córdoba, con la relación de contagiados por cada 100.000 habitantes superando en varias veces los valores óptimos; la decisión de volver a fase 1 por nueve días, se pareció a una crónica anunciada. Con gobernadores que abusaron de la navegación a dos aguas por el miedo al “qué dirán” y sin poner el énfasis necesario en los controles, el presidente hizo saber a diversos interlocutores de su enojo por el tiempo perdido en mantener algunas disputas que hoy, a la luz de la crisis sanitaria, parecen carecer de sentido alguno.

Si la necesidad tiene o no cara de hereje, parecen haberlo confirmado Horacio Rodríguez Larreta y Omar Perotti quienes, entre otros, habían insistido hasta el borde del ridículo con la presencialidad escolar, el primero de ellos con demanda cortesana mediante. Una pregunta como al pasar y con tarea para el hogar: ¿seguirá pensando el Dr. Carlos Rosenkrantz que sólo son conjeturas que la mayor circulación no ayuda a la reproducción del virus?

Y como la peor de la fe, es la de los conversos, el alcalde porteño y el gobernador santafesino no tuvieron mejor idea que desechar la virtualidad escolar, en nombre de la falta de acceso a la conectividad de los sectores más empobrecidos de la sociedad. Todo muy coherente y lógico. Como para hacer cada vez más corta la manta.

Retroceder para avanzar. No por muy anunciado el relato, hemos hecho lo que debíamos como sociedad, ni el virus ha dejado de actuar porque le prestara atención a calles que dividen regiones u horarios que segmentan rutinas sociales. La esperanza parece estar allí, al alcance de la mano, vacunas mediante y, tal vez, con 15.000.000 de dosis aplicadas para comienzos del segundo semestre. No es poco, por cierto. Aunque los temores, las dudas y la angustia de estas horas parezcan cubrirlo todo. Hoy, más que nunca, quedate en casa. 

(*) Analista político de Fundamentar

]]>
hola@fundamentar.com (Miguel Gómez (*)) Opinión Sun, 23 May 2021 11:08:52 -0300
Preocupante: Se Desplomaron las Exportaciones y el Déficit Comercial saltó a u$s 1.083 M https://fundamentar.com/economia/item/5997-preocupante-se-desplomaron-las-exportaciones-y-el-deficit-comercial-salto-a-u-s-1-083-m https://fundamentar.com/economia/item/5997-preocupante-se-desplomaron-las-exportaciones-y-el-deficit-comercial-salto-a-u-s-1-083-m Preocupante: Se Desplomaron las Exportaciones y el Déficit Comercial saltó a u$s 1.083 M

La balanza comercial registró un déficit de 1.083 millones de dólares en agosto, frente al superávit de u$s 708 millones en igual mes de 2016, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Se trata del segundo mayor rojo mensual de la historia, según la consultora ABCEB.

Durante agosto, las exportaciones sumaron u$s 5.228 millones, 9,2% menos que en igual mes del año pasado, mientras que las importaciones crecieron 24,9% para sumar u$s 6.311 millones, destacó el informe oficial.

En los primeros ocho meses del año un déficit comercial alcanzó 4.498 millones de dólares, y yaduplica al rojo comercial de todo el año pasado.

Las exportaciones de productos primarios, principalmente poroto de soja y maíz, cayeron 23% en cantidades, ante precios que estuvieron 6,8% por debajo de agosto del año pasado, lo que generó que se recaudaran 1.380 millones de dólares, un 28% menos que en el 2016.

Las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) aumentaron en 4,7% sus cantidades, pero con precios también 6,8% inferiores a los del año pasado, por lo que la facturación de 2.083 millones de dólares resultó inferior en 2,4% respecto al año pasado.

En tato, las Manufacturas de Origen Industrial, si bien tuvieron precios 2,4% inferiores a los del año pasado, las cantidades subieron levemente 0,3% lo que permitió facturar 1.594 millones de dólares, un nivel similar al del año pasado.

Solo el sector energético, con un aumento del 48% en lo facturado, 171 millones de dólares, mostró una tendencia favorable con precios 4,5% superiores a los del 2016 y un incremento del 42,3% en las cantidades vendidas.

Como en los meses anteriores, Brasil resultó el principal socio comercial de Argentina con exportaciones que alcanzaron 762 millones de dólares e importaciones por 1.655 millones, lo que dejó un saldo comercial deficitario de 893 millones de dólares.

Un reciente informe de la consultora Ecolatina dio cuenta que la mejora económica de Brasil "es particularmente relevante para la industria local" ya que las exportaciones de manufacturas industriales argentinas hacia esa nación crecieron 3,4% interanual entre enero y agosto.

"Si el año que viene la demanda de Brasil comienza a dinamizarse, es probable que nuestras exportaciones industriales consoliden su recuperación", destacó el informe de la consultora.

Más allá de las estimaciones, lo cierto es que los déficits más importantes de agosto se registraron con Brasil (893 millones de dólares), China (810 millones), Estados Unidos, (728 millones), Alemania (242 millones) y Francia (105 millones).

Los superávits más importantes de agosto correspondieron al comercio con Chile (144 millones); Egipto (133 millones), India (112 millones), Perú (104 millones) y Vietnam (94 millones).

El déficit acumulado de los ocho meses transcurridos de 2017 alcanzó 4.498 millones de dólares, con exportaciones que sumaron los 38.528 millones de dólares, solo 53 millones menos que en igual período del año pasado, mientras que las importaciones sumaron 43.026 millones de dólares, con un aumento de 16,8%.

 

FUENTE: Ámbito

]]>
hola@fundamentar.com (Luciano Herrero) Economía Wed, 27 Sep 2017 11:22:22 -0300
Exportaciones en el Primer Trimestre de la Gestión de Cambiemos: Reprimarización https://fundamentar.com/economia/item/5333-exportaciones-en-el-primer-trimestre-de-la-gestion-de-cambiemos-reprimarizacion https://fundamentar.com/economia/item/5333-exportaciones-en-el-primer-trimestre-de-la-gestion-de-cambiemos-reprimarizacion Exportaciones en el Primer Trimestre de la Gestión de Cambiemos: Reprimarización

La reprimarización de las exportaciones es la recuperación de la participación de los productos primarios y de bajo valor agregado en el valor total exportado, en detrimento de las manufacturas, servicios y productos de mayor agregado de valor e incorporación de trabajo. 

En una economía que necesita industrializarse para crear empleo y tecnología, y más aún, hacer sustentable ese proceso en términos de divisas, es importante evitar la reprimarización, ya que apunta en la dirección contraria a la deseada. La misma no sólo implica menos empleo, menos valor y menos divisas en el período en cuestión, sino que también tiene efectos dinámicos, ya que el desarrollo de exportaciones es un proceso lento y dificultoso de recuperar cada vez que se ve interrumpido.

El análisis de las cifras de exportación parece indicar reprimarización de la estructura exportadora. Con los datos disponibles al momento se puede comparar el primer trimestre de 2016 contra su homólogo del año 2015, de manera de intentar captar el efecto de las medidas tomadas entre fines de 2015 y principios de 2016, particularmente en lo que hace a retenciones a las exportaciones, tarifas de servicios públicos y precio del combustible. Mientras que las exportaciones primarias crecieron interanualmente un 39%, las de manufacturas cayeron un 2%. Si bien el impacto en las exportaciones primarias se ve magnificado por la previa acumulación de granos a la espera de la devaluación y reducción de derechos de exportación, el efecto es claro y lógico e indica la tendencia en el mediano plazo a la exportación de productos primarios.

 

Trimestre

EXPORTACIONES FOB*

TOTAL

PRIMARIOS

MANUFACTURAS

ENERGÍA Y COMBUSTIBLES

TOTAL

MOA

MOI

I-15

12.058

2.376

8.973

4.624

4.349

709

I-16

12.413

3.301

8.718

5.326

3.392

394

* En millones de dólares

       

A su vez, un análisis más profundo dentro de las exportaciones manufactureras refuerza nuestra idea. La ligera caída del 2% se explica por movimientos opuestos en las manufacturas agropecuarias (MOA) y las industriales (MOI). Mientras las MOA, pese a la caída del precio, suben un 15%, las MOI, que en general incorporan mayor valor agregado, caen un 22%, explicada mayormente por una disminución de los volúmenes físicos. 

Trimestre

EXPORTACIONES FOB*

MOA

MOI

Valor

Precio

Cantidad

Valor

Precio

Cantidad

I-15 (*)

155,1

182,7

84,9

180,9

159,2

113,7

I-16 (*)

178,6

147,6

121,0

141,1

149,2

94,6

* En números índice Base 2004=100

Y a su vez, dentro de las MOA, rubros de mayor agregación de valor y generación de empleo (lechería, huevos y curtiembres) ven caer sus valores frente al fuerte crecimiento de la industrialización de oleaginosas, actividad de baja intensidad laboral y escaso agregado de valor. Incluso dentro de las exportaciones primarias pueden observarse caídas en rubros que corresponden a economías regionales y con mayor incorporación de trabajo, como es el caso de la miel, el café, el té y la yerba mate. La única excepción favorable en este ámbito corresponde a la exportación de hortalizas. Por último, es notorio lo ocurrido con las exportaciones de carne. Pese a la devaluación y eliminación de derechos de exportación, apenas se ha incrementado la exportación.

Exportaciones de productos primarios y MOA, seleccionados

I-15

I-16

Variación

Miel                                                                                                                                                                                                                                                          

43

39

-9%

Cereales                                                                                                                                                                                                                                                      

1.366

2.106

54%

Semillas y frutos oleaginosos                                                                                                                                                                                                                                 

124

170

37%

Carnes                                                                                                                                                                                                                                                        

377

381

1%

Productos lácteos y huevos                                                                                                                                                                                                                                    

223

140

-37%

Café, té yerba mate y especias                                                                                                                                                                                                                                

50

42

-16%

Grasas y aceites                                                                                                                                                                                                                                              

767

1.262

65%

Hortalizas, legumbres y frutas preparadas                                                                                                                                                                                                                      

195

241

24%

Residuos y desperdicios de industria alimenticia                                                                                                                                                                                                                         

1.953

2.340

20%

Extractos, curtientes y tintor                                                                                                                                                                                                                                 

91

74

-19%

Pieles y cueros                                                                                                                                                                                                                                               

236

181

-23%

* En millones de dólares

La política económica de la gestión de Cambiemos está haciendo retroceder el proceso de industrialización. Incluso, va en dirección contraria a su propio proyecto de Argentina como “el supermercado del mundo”, ya de por sí tibio y conservador en cuanto a meta de desarrollo. Los nuevos incentivos y precios relativos favorecen las exportaciones de menor valor agregado y atentan directamente contra las de mayor valor, particularmente cuando consideramos el uso del maíz como insumo de la producción de carne vacuna, pollo, cerdo, huevos y lácteos. La eliminación de los derechos de exportación sobre dicho cultivo ha encarecido la alimentación de los animales respecto al precio de la carne, por lo que se orientará su producción a la exportación directa, en detrimento de la producción cárnica y lechera. Así, el país se encamina a volver al lugar que las potencias siempre quisieron asignarle, el de un mero “granero del mundo”.

 

(*) Master en Economía de la Universidad de Ginebra - Investigador de la Fundación para la Integración Federal

]]>
hola@fundamentar.com (BRUNO ABRIATA(*)) Economía Mon, 27 Jun 2016 21:37:22 -0300
Argentina y China Avanzan en la Apertura de Mercados Carnicos https://fundamentar.com/economia/item/4647-argentina-y-china-avanzan-en-la-apertura-de-mercados-carnicos https://fundamentar.com/economia/item/4647-argentina-y-china-avanzan-en-la-apertura-de-mercados-carnicos A partir de un entendimiento en relacion al mercado carnico, la relacion economica entre Argentina y China podria ser mas beneficiosa

El secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria, Javier Rodríguez, recibió al embajador de la República Popular China en Argentina, Wanming Yang, a fin de avanzar en las negociaciones para habilitar las exportaciones desde Argentina de diversos productos agroalimentarios, y planificar una visita técnica al gigante asiático.

Dicha visita se enmarca en las acciones realizadas por nuestro país para posibilitar la exportación de carne bovina refrigerada y con hueso. En este sentido se prevé explicar los avances realizados en materia de control de la aftosa, y los procedimientos industriales para exportar carne enfriada", informó el Ministerio de Agricultura en un comunicado.

“Estamos muy satisfechos con el trabajo que venimos haciendo con China, siendo este país clave para nuestros mercados agropecuarios. El año pasado logramos la habilitación del mercado de sorgo, peras y manzanas, cuyos resultados estamos empezando a ver con los primeros embarques durante este año”, destacó Rodríguez.

Argentina exportó al mundo 659 millones de dólares de carnes en 2014.

Asimismo, dijo que “Argentina tiene un gran potencial para ofrecer carne de calidad y por eso ahora estamos avanzando en la negociación de los protocolos para exportación de carne bovina enfriada/con hueso y carne porcina así como en la habilitación de plantas bovinas y avícolas”.

El embajador Yang se manifestó interesado en trabajar en un vínculo fuerte de cooperación con Argentina y reiteró su compromiso en articular y generar mayores flujos de comercio entre ambos países.

En este sentido se comprometió a agilizar las gestiones necesarias para concretar la misión sanitaria argentina de la cual estarían participando técnicos del MAGyP y sus organismos descentralizados (SENASA e INTA).

También se analizaron los avances respecto a otros productos como uva de mesa, cerezas y arándanos y se dialogó sobre la apertura del mercado de miel.

Durante la reunión también participaron la subsecretaria de Coordinación política, Carla Seain; la directora de Relaciones Agroalimentarias Internacionales, Verónica Caride; y el director de Cooperación y Negociaciones Bilaterales, Martín Kalos.

Durante la última visita presidencial a China en febrero de 2015, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, solicitó explícitamente a su contraparte la apertura del mercado chino para carne vacuna deshuesada enfriada y con hueso.

En esa visita, la subsecretaria de Coordinación Política, Carla Seain, encabezó por la parte argentina la reunión que se llevó a cabo con la AQSIQ, donde transmitió el gran interés argentino de avanzar con las negociaciones de acceso a estos mercados.

En esa reunión, Seain entregó la propuesta de Plan de Trabajo en materia de negociaciones sanitarias y fitosanitarias, con el propósito de servir de guía de los plazos en los que el MAGyP espera resolver las cuestiones pendientes de la agenda, que serán profundizadas en la próxima misión.

Si bien China importa del mundo sólo 52 millones de dólares de carne enfriada deshuesada, su tasa de crecimiento promedio anual es de 102% desde 2009, por lo tanto se vislumbra como un mercado potencial para Argentina.

Por su parte, Argentina exportó al mundo 659 millones de dólares de este producto en 2014.

 

RELEVAMIENTO Y EDICION: Maria Belen Serra

FUENTE: Telam

]]>
hola@fundamentar.com (Maria Belen Serra) Economía Sun, 05 Apr 2015 18:33:48 -0300
La Mesa de desenlace https://fundamentar.com/economia/item/4600-la-mesa-de-desenlace https://fundamentar.com/economia/item/4600-la-mesa-de-desenlace Los representantes de tres de las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace

La semana pasada, parte de los representantes de la ¨Ex-mesa de Enlace¨ anunciaron que decretarían un paro en la comercialización de granos y ganado en pie, para los días 11, 12 y 13 de marzo. La Sociedad Rural, CRA y Coninagro imaginaban una masiva adhesión de los integrantes del sector agropecuario, al estilo de las que supimos ver allá por el 2008, pero, a diferencia de aquella vez, la compraventa de granos y de hacienda, así como la actividad exportadora, mantuvieron un alto ritmo.

Al momento de exponer los motivos de una medida de fuerza de esta gravedad, los convocantes se limitaron a lo siguiente: los altos índices de inflación, la excesiva presión tributaria y las trabas a la comercialización impuestas por el Gobierno.

Ahora bien, repasemos juntos, uno por uno, la veracidad de los fundamentos esgrimidos para entender la verdadera “fuerza de los motivos”.

INFLACIÓN: Al respecto, podemos decir que, desde agosto de 2014 a la fecha, la misma ha registrado un descenso constante, ubicándose en valores promedios a los que han sido desde 2007. En este punto, es importante destacar y recordar que la tasa de incremento de precios se aceleró en enero del año pasado por las variaciones del dólar, situación que caramente benefició al sector agropecuario, por ser en su mayoría exportador.

EXCESIVA PRESIÓN TRIBUTARIA: Este argumento, directamente no tiene asidero alguno, porque el Gobierno Nacional – tanto en la Presidencia de Néstor Kirchner como en los dos mandatos de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández - no ha creado ningún impuesto nuevo desde el año 2003 a la fecha. En materia tributaria, sólo ha variado el monto de las retenciones, las cuales se mantienen en valores constantes desde 2008.

TRABAS A LA COMERCIAIZACIÓN: Resulta absurdo plantear la cuestión de las trabas a la comercialización desde un sector que es netamente exportador. Por el contrario, las principales trabas a la venta vienen desde el seno del propio sector. Ejemplo de lo anterior, es que a la fecha un sector de los productores agropecuarios mantienen acopiado un 25% de la cosecha de soja 2014/25, el equivalente a unas 10 millones de toneladas.

Como si esto fuera poco, y a mayor abundamiento, hay que sumar que las estimaciones para la cosecha 2015/2016 refieren a números records. En particular, se proyecta una producción de 110 millones de toneladas de granos, donde la soja superará los 57 millones.

En el caso del trigo, la cosecha será mayor en un 50% a la del año pasado, alcanzando 14 millones de toneladas. Asimismo, recordemos que el cupo fijado por el Ministerio de Agricultura para abastecer el mercado interno es de 6,5 millones de toneladas, esto es, para proveer de insumos a la producción de pan, harina, fideos, manufacturas y alimentos de animales, entre otros. Esto quiere decir que los productores tendrán disponibles para exportar, nada menos que 7,5 millones de toneladas.

DATO: Es importante recordar que, en el año 2003, la producción de granos era de 69 millones de toneladas.

El POST-PARO: Nivel de acatamiento.

Según los datos publicados por Sebastián Premici en Pagina 12 en base a la información provista por SioGranos - el nuevo sistema lanzado por el Ministerio de Agricultura, que permite a los productores y al Estado, de forma online, conocer todas las transacciones de la cadena agropecuaria - el cese en la venta de granos y ganado en pie, durante los días del “lock out”, fue prácticamente nulo.

Lo interesante de destacar es que durante los 3 días de paro, la comercialización se mantuvo normal (granos) o, llamativamente, se aceleraron las ventas la semana anterior al paro (ganado).

El tiempo ha marcado la imposibilidad de mantener reclamos transversales entre pequeños, mediados y grandes actores.En el caso del ganado, el Mercado de Liniers no tuvo ningún movimiento durante el día viernes. Sin embargo, es importante tener en consideración los siguientes datos: durante todo el 2014 y los primeros tres meses del corriente año, el ingreso semanal promedio de ganado a este mercado concentrador fue de 22.300 cabezas. Mientras que en la semana previa al inicio del lockout, el envío de ganado fue de 46.262 cabezas, mas de el doble del promedio semanal.

Esto quiere decir que el ganado que no se comercializó en estos tres días, lo vendieron la semana pasada (Sebastián Premici).

En cuanto al cereal, en los puertos de Rosario se operó con normalidad, registrando un ingreso de 3.645 camiones el 12 de marzo, alrededor de 2.000 vehículos más que el jueves de la semana pasada. 

EL DESENLACE

La denominación “ex Mesa de Enlace” para referirme al agrupamiento de las distintos entidades que representan los intereses del agro, se debe al quiebre que se produjo debido a la negativa de la Federación Agraría Argentina (FFA) de participar en la convocatoria del paro. El motivo: La centenaria entidad no sentía representatividad en los reclamos.

Con la llegada de Omar Príncipe, FAA decidió alejarse de la Mesa de Enlace por entender que los intereses y necesidades de las demás centrales, compuestas principalmente por grandes productores, no son los mismos que los objetivos perseguidos por los pequeños y medianos.

Recordemos que FAA es una organización patronal de productores rurales de la República Argentina, fundada el 15 de agosto de 1912, como corolario de una histórica protesta de arrendatarios y pequeños productores rurales conocida como “Grito de Alcorta”. La mayor parte de sus miembros son pequeños y medianos propietarios rurales, principalmente concentrados en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

Conforme surge de su propia pagína web (www.faa.com.ar), la FAA tiene como objeto defender los intereses de los pequeños y medianos productores agropecuarios de todo el país.

No obstante ello, en los últimos 7 años en que la Federación Agraria, bajó la conducción de Eduardo Buzzi, estuvo adherida a la Mesa de Enlace, se vío imposibilitada de conseguir políticas diferenciadas para pequeños productores. Pareciera que el actual candidato a gobernador en Santa Fe por el Frente Renovador, Eduardo ¨La semilla del cambio¨ Buzzi, priorizaba tener una carrera política y no encargarse de defender los intereses de los pequeños y medianos productores.

El viraje en el posicionamiento de la FAA se dio tras asumir la nueva conducción. Con la llegada de Omar Príncipe, FAA decidió alejarse de la Mesa de Enlace por entender que los intereses y necesidades de las demás centrales, compuestas principalmente por grandes productores, no son los mismos que los objetivos perseguidos por los pequeños y medianos.

Este alejamiento, le permitió a FAA sentarse a dialogar con el Gobierno Nacional a fin de poder discutir políticas para el sector. Y los resultados no se hicieron esperar. Se logró un acuerdo con el Ministerio de Agricultura para recibir un subsidio a los tamberos de 30 centavos por litro de leche por un período de tres meses. La medida está destinada a quienes produzcan hasta 2.900 litros diarios, es decir el 85 por ciento del total de tambos. Esta política esta orientada a ayudar a los pequeños productores lácteos, los cuales años anteriores se quedaban con el 33% del precio final y hoy en día solo con el 17%.

Respecto de esta medida, Pedro Peretti - ex director de FAA y línea disidente de la conducción de Eduardo Buzzi – dijo lo siguiente: ¨El reconocimiento de los 30 centavos por litro de compensación es un paso enorme en esta puja distributiva entre los productores lecheros medianos y chicos de un lado, y los grupos concentrados de la industria pero también de los grandes tambos, del otro. Porque esta política errónea de tratar como iguales a los que son distintos, produjo una impresionante concentración y la desaparición de muchos tambos pequeños por problemas estructurales que no se contemplaron.”

CONSIDERACIONES FINALES

Los pequeños productores tienen realidades distintas y necesitan de políticas activas. Necesitan que los protejan y sin dudas los grandes productores no lo harán.

Además, si al factor de representatividad agregamos el político, la situación empeora. La Mesa de Enlace se conformó para defender los intereses de los grandes productores, en el marco de la disputa por la Resolución 125, y ser la herramienta que permita convertirse en un factor de poder y así lograr concesiones por parte del Gobierno.

Para el caso puntual del lockout que comento, pareciera que la Mesa de Enlace quiso mostrar su poder dentro de la economía argentina en un año electoral. El poder viene dado por ser el sector que genera la mayoría de las divisas que se utilizan para importar los bienes que nuestra industria no produce y para honrar los servicios de la deuda pública. Esa muestra de poder le permitiría, según sus planes, obligar a los distintos candidatos a presidente a sentarse para buscar su ¨importante¨ apoyo.

En fin, el verdadero objetivo del paro fue un trasfondo político pero ante el bajo nivel de acatamiento las centrales agropecuarias deberán esperar las elecciones de octubre para mostrar cual son sus intenciones políticas a través de las urnas y no la fuerza de choque. ¨Mozo, cerrame la Mesa 3¨  

 

(*) Licenciado en economía de la Fundación para la Integración Federal

]]>
hola@fundamentar.com (CRISTIAN NIETO (*)) Economía Tue, 17 Mar 2015 17:47:07 -0300