La primera Caravana Migrante lleva con ella a 106 niños y niñas sin familiares o personas que los acompañen, lo que los hace más vulnerables a redes de trata y tráfico de órganos, señaló la asociación Save the Children.

Publicado en Internacional