Warning: Undefined array key 0 in /home/fundamen/public_html/plugins/system/jblibrary/jblibrary.php on line 380
Fundamentar - Internacional https://fundamentar.com Sun, 16 Jun 2024 21:58:29 -0300 Joomla! - Open Source Content Management es-es Egipto Ilegaliza en su Territorio a Hamas https://fundamentar.com/internacional/item/3472-egipto-ilegaliza-en-su-territorio-a-hamas https://fundamentar.com/internacional/item/3472-egipto-ilegaliza-en-su-territorio-a-hamas Unos jóvenes palestinos participan en una demostración del grupo Hamas, donde son entrenados para formar parte del movimiento islamista, en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 27 de febrero de 2014.

Las tensiones entre las autoridades de Egipto y la milicia palestina Hamás experimentaron una nueva escalada el martes después de que un tribunal egipcio ordenara la prohibición de todas las actividades del grupo en el país, y la confiscación de sus oficinas y propiedades.

Egipto ilegalizó este martes al movimiento palestino Hamas, acusado de preparar atentados con los Hermanos Musulmanes, una decisión que el movimiento islamista que gobierna la Franja de Gaza considera que "beneficia a la ocupación israelí".

Un tribunal de El Cairo prohibió en Egipto las actividades y la presencia de Hamas, movimiento considerado como la rama palestina de los Hermanos Musulmanes, blanco de una sangrienta represión desde el golpe de Estado que el 3 de julio derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi.

Los atentados contra policías y militares se multiplicaron desde el derrocamiento de Mursi, particularmente en la península del Sinaí, fronteriza con Israel y Gaza. Responsables egipcios acusan en forma regular al movimiento Hamas de estar "implicado" en los atentados.

Durante la presidencia de Mursi, de junio de 2012 a julio de 2013, Hamas fue uno de los principales aliados del Gobierno. En cambio, el gobierno interino instalado por el mariscal Abdel Fatah Al Sisi, congeló las relaciones con Hamas después de que éste criticara la destitución de Mursi.

Desde el 3 de julio, las fuerzas de seguridad mataron a más de 1.400 personas, en su gran mayoría manifestantes favorables a Mursi, según la organización Amnistía Internacional (AI).

Por otra parte, miles de Hermanos Musulmanes han sido detenidos, entre los cuales figuran la casi totalidad de sus principales dirigentes, que serán juzgados, al igual que Mursi, por crímenes de "complot", "traición" y "espionaje" en relación con movimientos islamistas extranjeros, entre ellos Hamas.

Mursi y los dirigentes islamistas se exponen a ser condenados a la pena de muerte en tres de los cuatro juicios, en los cuales figuran como coacusados varios militantes de Hamas.

En el juicio más emblemático, que concierne a Mursi, los dirigentes de la cofradía musulmana son acusados de "espionaje" y de "complot" con Hamas e Irán para desestabilizar Egipto, aunque ese juicio ha sido aplazado sin fecha de reinicio. En otro juicio, por evasión de una cárcel durante la rebelión popular de 2011 que desembocó en la renuncia de Hosni Mubarak, Mursi y los Hermanos Musulmanes son acusados de haber recurrido a la ayuda de Hamas para atacar las cárceles y las comisarías en todo el país.

Durante la presidencia de Mursi, de junio de 2012 a julio de 2013, Hamas fue uno de los principales aliados del Gobierno. En cambio, el gobierno interino instalado por el mariscal Abdel Fatah Al Sisi, congeló las relaciones con Hamas después de que éste criticara la destitución de Mursi.

La prohibición de Hamas "apunta a estrangular a la resistencia y beneficia a la ocupación israelí", afirmó en Gaza Bassem Naim, consejero para los asuntos internacionales del jefe de gobierno de Hamas, Ismail Naniyeh. Naim espera que la decisión egipcia no implique "restricciones a la circulación de las personas" entre Gaza y Egipto.

Numerosas personas pasan por Egipto para trasladarse legalmente a la Franja de Gaza a través de Rafah, el único paso fronterizo que Israel no controla. Las autoridades egipcias cierran a menudo el paso fronterizo de Rafa en función de las relaciones con Hamas y de la situación de la seguridad.

"Condenamos esta decisión que consideramos chocante y reprensible, denunciada por Hamas pero también por todas las fuerzas de la resistencia del pueblo palestino", agregó Basem Naim. Hamas es un movimiento islamista calificado de organización "terrorista" por Israel y varios países occidentales, entre ellos Estados Unidos.

Desde 2012 el ejército egipcio destruyó centenas de túneles entre el Sinaí y la Franja de Gaza, que permitían a contrabandistas abastecer el enclave palestino en combustible y materiales de construcción. Israel y Egipto sospechan que esos túneles son utilizados para la circulación de armas y militantes islámicos hacia Gaza. El ejército egipcio lanzó también una gran ofensiva contra los grupos 'yihadistas' en el Sinaí, desde donde disparan a menudo cohetes contra Israel. El Gobierno egipcio acusa a Hamas de apoyar a los insurgentes islamistas egipcios, lo que el movimiento palestino desmiente.
 

 

FUENTE: AFP

]]>
hola@fundamentar.com (Fundamentar) Internacional Tue, 04 Mar 2014 15:29:27 -0300
Mientras los Bloques de Poder de Medio Oriente se Rompen, También lo Hacen las Esperanzas de Estabilidad https://fundamentar.com/internacional/item/2984-mientras-los-bloques-de-poder-de-medio-oriente-se-rompen-tambien-lo-hacen-las-esperanzas-de-estabilidad https://fundamentar.com/internacional/item/2984-mientras-los-bloques-de-poder-de-medio-oriente-se-rompen-tambien-lo-hacen-las-esperanzas-de-estabilidad Partidarios del presidente destituido Mohamed Morsi gritando a soldados egipcios en El Cairo

La caída de Hosni Mubarak convulsionó el viejo orden de Medio Oriente. Pero hasta que la cooperación no reemplace al conflicto, predominarán la agitación y el caos

Las alianzas tradicionales están cambiando radicalmente en el Medio Oriente. Como un líder político de la región me dijo recientemente: “El suelo se mueve bajo nuestros pies y debemos mantener todas las opciones abiertas”. Tres eventos importantes en los pasados tres meses han desestabilizado al orden antiguo: el golpe militar en contra del gobierno de Mohamed Morsi en Egipto; el acuerdo Rusia-Estados Unidos para destruir las armas químicas de Siria y la llamada telefónica entre Obama y el nuevo presidente de Irán, Hassan Rouhani.

Pero primero, ¿cómo se veía el orden antiguo? Antes que el régimen de Hosni Mubarak fuese derrocado en Egipto, el Medio Oriente se dividía entre dos ejes principales. El llamado eje de la moderación – formado por Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait ­– estaba alineado con Occidente, apoyaba a la Autoridad Nacional Palestina y fomentaba un acuerdo político con Israel.

El eje de la resistencia – formado por Irán, Siria y los movimientos políticos Hamás y Hezbolá – tenía una relación tensa con Occidente y consideraba la idea de un acuerdo político con Israel como una rendición. Qatar y Turquía se ubicaban próximos a este eje, pero mantenían buenas relaciones con el eje de la moderación.

De esta manera, el eje de la resistencia se transformó en un eje de poder iraní-chiíta que se extendió desde Teherán hasta el gobierno de Nouri al-Maliki en Irak y Hezbolá en Líbano, un eje resistente unido por el apoyo al régimen de Assad.La caída del régimen de Mubarak en enero del 2011 eliminó a Egipto del eje de la moderación y desencadenó la agitación regional actual. El levantamiento sirio en contra del régimen de Bashar al-Assad expulsó a la cúpula directiva de Hamás de Siria, y del eje de la resistencia. Turquía y Qatar también se alejaron luego de que ambos países expresaran su apoyo público a los rebeldes sirios.

Después de la elección de Morsi, Turquía y Qatar prestaron a Egipto apoyo financiero y político, formando una nueva alianza estratégica. Por ende, el golpe que derrocó a Morsi en julio fue un terremoto estratégico. Pero este hecho fue bienvenido por lo que quedaba del eje de la moderación: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Jordania. El rey saudí felicitó al presidente interino de Egipto y, junto a Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, le ofrecieron un paquete de ayuda que excedía los $12 mil millones. El rey Abdullah II de Jordania fue el primer líder árabe en visitar El Cairo después del golpe. Sin embargo, Qatar y Turquía condenaron el golpe. Irán, aunque no se mostró apenada por ver a Morsi caer dado su apoyo a la revolución siria, estaba preocupada por ver a Egipto alineado fuertemente una vez más con los enemigos de Irán.

Los efectos del golpe continúan afectando a la región. Los países que lo apoyaron esperaban que los militares impusieran el orden en cuestión de semanas. Pero calcularon mal: luego de tres meses, el escenario egipcio no se ha calmado. Todavía se llevan a cabo marchas y protestas constantemente, al igual que toques de queda impuestos. Se han tomado medidas militares y de seguridad en contra del Sinaí y de otras ciudades y pueblos que se oponen al golpe, lo que lleva al país a un estado de parálisis económica.

A nivel regional, también hubo otros errores: el nuevo eje de la moderación intentó derribar movimientos islamistas en Túnez y Libia, mientras que el ejército egipcio destruyó los túneles que unían Gaza y el Sinaí y lanzó una campaña extensa contra Hamás con la esperanza de poner fin al control que éste ejerce en la Franja de Gaza. Al mismo tiempo, este eje tensó su relación con Turquía, uno de los países en la región más importantes en términos estratégicos.

(...) se espera que  las transformaciones en la región  no solo afecten la posición de los países sino también la de los movimientos islamistas. En particular, será interesante de ver como Hamás revalúa las relaciones regionales y si la determinación de los objetivos del movimiento en Gaza lo conducirá a la restauración de relaciones cercanas con Irán.

Sin embargo, el error más grande que cometió el nuevo eje fue la evaluación de la posición de Rusia y Estados Unidos en Siria. Este eje esperaba que el régimen de Basher al-Assad fuera eliminado y reemplazado rápidamente por un régimen alineado con el eje de la moderación y, al mismo tiempo, que excluya a los yihadistas de la escena. La diplomacia de Arabia y de los Emiratos Árabes Unidos apoyaron un ataque militar de Estados Unidos en contra de Assad. Mantuvieron conversaciones con Rusia para dar garantías e incentivos de forma de asegurarse de que los rusos se abstengan de rechazar cualquier ataque. No obstante, el acuerdo ruso-estadounidense para desarmar el arsenal químico sirio fue una sorpresa. A esto le siguió el constante acercamiento entre Irán,  los Estados Unidos y Gran Bretaña, lo que complicó aún más la situación y desbarató los objetivos del eje de la moderación.

Mientras tanto, Turquía también está interesada en ponerle fin al derramamiento de sangre en Siria e Irak por el impacto perjudicial que los conflictos están teniendo en la estabilidad y en el desarrollo económico de este país. Además, la relación de Turquía con el eje de la moderación se ha deteriorado desde el golpe en Egipto y este país necesita hacer movidas diplomáticas para revivir su influencia regional.La reestructuración de alianzas regionales está en curso. Los dos países que obtendrían un mayor beneficio de estar políticamente más cerca serían Turquía e Irán. Este último, agobiado por un bloqueo económico y al borde de iniciar negociaciones con Occidente, tiene interés en que se resuelva las crisis iraquí y siria de una manera que garantice la preservación de su poder y que al mismo tiempo traiga estabilidad a la región.

Sin embargo, se espera que  las transformaciones en la región  no solo afecten la posición de los países sino también la de los movimientos islamistas. En particular, será interesante de ver como Hamás revalúa las relaciones regionales y si la determinación de los objetivos del movimiento en Gaza lo conducirá a la restauración de relaciones cercanas con Irán.

La región entera ha sufrido durante años por el conflicto entre los dos ejes, lo que ha llevado a guerras civiles y conflictos sectarios. Ahora está claro que la lucha en Siria ha llegado a un punto crítico para ambos lados y no habrá una solución a menos que iraníes, turcos y árabes puedan trabajar juntos. En cuanto a Iraq, las elecciones legislativas se desarrollaran en algunos meses. La polarización sectaria en el país se está cobrando cientos de vidas todos los meses. Sin una reconciliación entre sunnitas, chiitas y kurdos, Iraq se dirige hacía más violencia.

La existencia de ejes en conflicto no pueden lograr la estabilidad en la región; solo los esfuerzos cooperativos de todas las partes y de los países involucrados pueden esperar lograrla. Hoy todo esto parece una esperanza lejana, y puede que la región tenga que atravesar más agitación y caos antes de que este hecho sea aceptado.

 

(*) Presidente del Al Sharq Forum y ex Director General de la cadena televisiva al-Jazzera

 

Traducción: Gabriela Herrero

Fuente: The Guardian

]]>
hola@fundamentar.com (WADAH KHANFAR (*)) Internacional Thu, 24 Oct 2013 08:20:51 -0300
Miles de Personas Salen a la Calle en Egipto y ya hay Nuevas Víctimas https://fundamentar.com/internacional/item/2612-miles-de-personas-salen-a-la-calle-en-egipto-y-ya-hay-nuevas-victimas https://fundamentar.com/internacional/item/2612-miles-de-personas-salen-a-la-calle-en-egipto-y-ya-hay-nuevas-victimas Miles de Personas Salen a la Calle en Egipto y ya hay Nuevas Víctimas

Al menos cinco personas perdieron la vida en las protestas de hoy. A pesar de la militarización y de la masacre del miércoles las protestas no se detienen. Ayer, fuentes oficiales admitieron que había 638 muertos.

LEER TAMBIÉN: El Consejo de Seguridad de la ONU Pide el Fin de la Violencia

Seguidores y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi se enfrentaron hoy a los tiros en El Cairo y otras ciudades y al menos cinco personas murieron en el este y norte de Egipto, con el país al borde de la guerra civil tras la reciente matanza de opositores al golpe de Estado.

La violencia estalló luego de que decenas de miles de partidarios de Mursi tomaran hoy las calles en numerosas ciudades en desafío a un estado de sitio impuesto por el Ejército luego de la matanza de más de 600 de ellos perpetrada el miércoles pasado por policías y soldados tras el desalojo de dos campamentos de protesta.

Fuentes médicas y de seguridad informaron que al menos cuatro personas murieron hoy y 22 resultaron heridas en choques entre seguidores y detractores de Mursi en la localidad de Ismailiya, junto al canal de Suez, en el este del país, informó la agencia de noticias EFE.

Otra persona murió por hechos de violencia en el puerto mediterráneo de Damieta, informaron fuentes médicas, y también hubo enfrentamientos en la norteña Alejandría, la segunda ciudad más grande Egipto, y en la localidad de Tanta, sobre el canal de Suez, dijo la policía.

La violencia estalló luego de que decenas de miles de partidarios de Mursi tomaran hoy las calles en numerosas ciudades en desafío a un estado de sitio impuesto por el Ejército luego de la matanza de más de 600 de ellos perpetrada el miércoles pasado por policías y soldados tras el desalojo de dos campamentos de protesta.

En los disturbios en Alejandría se emplearon armas de fuego y cócteles molotov, y, además, grupos de desconocidos atacaron la sede del Club de Jueces en Alejandría, contra la que lanzaron bombas incendiarias, informó la TV estatal egipcia.

En la capital también se produjeron enfrentamientos en el centro, sobre el puente 15 de Mayo y en la calle Tahrir y en el barrio de Doki durante las protestas de la Hermandad Musulmana, el grupo islamista al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, pese al amplio despliegue de fuerzas de seguridad.

Fuentes de seguridad dijeron que varias personas resultaron heridas por la violencia en El Cairo, informó EFE.

El ejército redobló su presencia sobre todo en el centro de El Cairo, en las inmediaciones de la plaza Tahrir y en los puentes sobre el río Nilo. Blindados bloquearon el acceso a otras plazas importantes, mientras que soldados con ametralladoras fueron estacionados en esquinas clave.

Miles de islamistas marcharon por uno de los puentes sobre el Nilo, cantando en apoyo a la Hermandad y contra el golpe militar del 3 de julio, que fue dado por el Ejército y avalado por millones de personas que salieron a las calles a pedir la renuncia de Mursi acusando a su movimiento de haber monopolizado el poder.

Una de las mayores concentraciones se dio en torno a la mezquita de Fath, en el céntrico barrio cairota de Ramsés, donde los islamistas increpaban a las personas que veían en las azoteas de las casas por temor a que pudieran tener armas y las dirigieran contra ellos, informó la agencia de noticias EFE.

Además del despliegue militar y policial, cientos de seguidores de los movimientos juveniles opuestos a Mursi también salieron a las calles con palos y armas blancas, luego de una convocatoria lanzada ayer a formar comités populares para vigilar las calles.

El ejército redobló su presencia sobre todo en el centro de El Cairo, en las inmediaciones de la plaza Tahrir y en los puentes sobre el río Nilo. Blindados bloquearon el acceso a otras plazas importantes, mientras que soldados con ametralladoras fueron estacionados en esquinas clave.

El peligro a una guerra civil en Egipto se magnificó esta semana luego de que policías y soldados apoyados por blindados y helicópteros desalojaron a los tiros dos campamentos de protesta que miles de seguidores de Mursi mantenían en El Cairo para exigir la restitución del mandatario en su cargo.

El Ministerio de Salud egipcio dijo ayer que 638 personas, casi en su totalidad seguidores de Mursi, murieron y 3.994 resultaron heridos en los desalojos y otros hechos de violencia posteriores en otras ciudades.

Pese a la unánime condena mundial por la masacre, las autoridades egipcias amenazaron ayer con seguir reprimiendo con balas de plomo ante cualquier ataque a edificios gubernamentales, luego de que la municipalidad de la ciudad de Giza, cerca de El Cairo, fuera incendiada ayer por seguidores de Mursi.

Tras dar el golpe, el Ejército, controlado por el general Abdel Fatah al Sisi, dijo que no quería detentar el poder e instaló un gobierno civil que prometió elecciones para el año próximo.

A pesar de la determinación de la multitud de islamistas de seguir reclamando la vuelta de Mursi, un juez ordenó ayer extender por otros quince días la prisión preventiva que pesa sobre el mandatario derrocado, quien permanece detenido en un lugar desconocido desde el mismo día del golpe de Estado.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Priscila Pretzel

FUENTE: TÉLAM
 

]]>
hola@fundamentar.com (Fundamentar) Internacional Fri, 16 Aug 2013 12:16:47 -0300
La Comunidad Internacional Condena el Baño de Sangre en Egipto https://fundamentar.com/internacional/item/2598-la-comunidad-internacional-condena-el-bano-de-sangre-en-egipto https://fundamentar.com/internacional/item/2598-la-comunidad-internacional-condena-el-bano-de-sangre-en-egipto Un partidario de Morsi y de los Hermanos Musulmanes

La comunidad internacional condenó unánimemente el desalojo de los partidarios del presidente derrocado Mohamed Morsi en El Cairo por parte de las fuerzas de seguridad egipcias, que provocó por el momento la muerte de más de 120 personas. 

La comunidad internacional condenó unánimemente este miércoles el desalojo de los partidarios del presidente derrocado Mohamed Morsi en El Cairo por parte de las fuerzas de seguridad egipcias, que provocó por el momento la muerte de más de 120 personas.

"La comunidad internacional, junto al Consejo de Seguridad de la ONU y la Liga Árabe, deben actuar inmediatamente para detener la masacre" dijo en un comunicado el primer ministro turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan.

También recordó que la actitud conciliadora de la comunidad internacional tras el golpe militar que derrocó a Morsi el 3 de julio sólo ha servido para "alentar al actual Gobierno a intervenir" este miércoles.

Las autoridades turcas calificaron desde el principio de "golpe de Estado" la destitución del islamista Mohamed Morsi, el primer presidente elegido democráticamente en la historia del país.

Al menos 124 partidarios del presidente derrocado murieron este miércoles en una de las dos plazas que ocupaban en El Cairo, que fueron evacuadas por las fuerzas de seguridad, según un recuento de AFP.

 

Localización de los lugares ocupados por los partidarios de Morsi

El presidente turco, Abdulá Gul, también denunció "la intervención militar contra los civiles que se manifiestan" y comparó la situación en Egipto con la de Siria en 2011, cuando empezó una revuelta contra el régimen que luego se convirtió en guerra civil.

Por su parte, el ministerio iraní de Exteriores lamentó la "masacre de la población" y advirtió de la posibilidad de una "guerra civil" en el país.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también condenó la intervención policial y deploró que "las autoridades egipcias hayan decidido utilizar la fuerza", informó su portavoz.

Catar, el principal apoyo de los Hermanos Musulmanes, el movimiento de Morsi, denunció "vigorosamente" la intervención de la policía contra "manifestantes pacíficos".

En los países occidentales, donde la destitución y el arresto de Morsi en julio no suscitaron muchas críticas, la condena es más moderada.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también condenó la intervención policial y deploró que "las autoridades egipcias hayan decidido utilizar la fuerza"

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió "la máxima moderación posible" y que los egipcios "eviten nuevas provocaciones", mientras el presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, consideró que las muertes en El Cairo "no son aceptables".

El jefe de la diplomacia británica, William Hague, dijo estar "profundamente preocupado por la escalada de violencia en Egipto".

Francia también advirtió del peligro de un "uso desproporcionado de la fuerza", mientras Alemania abogó por "reanudar inmediatamente las negociaciones" para evitar "un nuevo baño de sangre".

Estados Unidos, que evita usar el término "golpe de Estado" para no verse obligado a cortar la ayuda militar de 1.300 millones de dólares anuales a Egipto, todavía no se había pronunciado este miércoles a media jornada.

 

CRONOLOGÍA: SIETE SEMANAS CARA A CARA

Más de 150 personas han muerto en enfrentamientos entre partidarios de Morsi y la policía desde el golpe de Estado

El fuego consume una tienda del asentamiento de los Hermanos Musulmanes en la plaza Rabaa Adawiya ante una imagen del depuesto presidente Morsi en el que puede leerse 'Si a la legitimidad'. REUTERS/Stringer

El miércoles 3 de julio el Ejército egipcio depuso a Mohamed Morsi, el primer presidente civil democráticamente elegido desde el derrocamiento del rey Faruk, en 1952. El golpe dio paso a la represión contra los Hermanos Musulmanes, la mayor organización islamista del país y a la que pertenece el presidente depuesto. Morsi, así como otros líderes de la cofradía islamista, fue detenido y llevado a dependencias militares, donde aún permanece. Desde entonces, los partidarios de Morsi y la Hermandad han salido a la calle en desafío a la prohibición del nuevo Gobierno interino, surgido bajo el amparo de las Fuerzas Armadas.

Jueves, 4 de julio. Adli Mansur, presidente del Tribunal Constitucional, es nombrado presidente interino al frente de un Gobierno tecnocrático. Al día siguiente, los islamistas convocan un día de ira contra el golpe: al menos 30 personas mueren.

Lunes, 8 de julio. Cinco días después del golpe, una concentración de partidarios de Morsi frente al cuartel de la Guardia Presidencial de El Cairo, donde está detenido, es brutalmente reprimida por el Ejército. Al menos 51 personas murieron. Al día siguiente, Mansur nombra al exministro de Finanzas Hazem el Beblawi primer ministro, con poderes casi absolutos.

Lunes, 15 de julio. Estados Unidos envía a un diplomático a El Cairo, reconociendo de facto al Gobierno militar. Otra manifestación cerca del puente 6 de Octubre, cerca de la plaza Tahrir de la capital, es dispersada violentamente por la policía. Al menos siete personas murieron y más de 260 resultaron heridas.

Jueves, 25 de julio. Un tribunal acusa formalmente a Morsi de traición, de colaborar con la organización terrorista palestina Hamás y de "conspirar para causar la muerte a soldados egipcios". El Ejército lanza su primer ultimátum a los Hermanos Musulmanes para desmantelar los campamentos de partidarios de Morsi en los barrios de Ciudad Nasser y Giza.

Viernes, 26 de julio. La brutal represión por parte del Ejército contra otra manifestación de los Hermanos Musulmanes en El Cairo termina con la vida de al menos 60 personas.

Lunes, 29 de julio. La responsable de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, visita El Cairo y se entrevista con el ministro de Defensa y máximo responsable del Ejército, Abdelfatah al Sisi. Ashton también se entrevista con Morsi, aunque afirma que "no sabe donde".

Miércoles, 31 de julio. El Ejército afirma que "se le ha terminado la paciencia" y exige de nuevo el desmantelamiento de los campamentos.

Lunes, 5 de agosto. Los senadores estadounidenses Lindsey Graham y John McCain visitan El Cairo para entrevistarse con los líderes del Gobierno interino, que da por fracasadas las negociaciones.

Miércoles, 7 de agosto. Termina el Ramadán, el mes de ayuno de los musulmanes.

Sábado, 10 de agosto. Las fuerzas de seguridad rodean Ciudad Nasser, uno de los bastiones de la Hermandad en la capital egipcia. Dos días más tarde, se completa el cerco de ambos campamentos.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Luciano Herrero

FUENTES: AFP y El País

 

 

]]>
hola@fundamentar.com (Luciano Herrero) Internacional Wed, 14 Aug 2013 15:49:38 -0300
Egipto, en Estado de Emergencia tras la Matanza de Fieles a Mursi https://fundamentar.com/internacional/item/2593-egipto-en-estado-de-emergencia-tras-la-matanza-de-fieles-a-mursi https://fundamentar.com/internacional/item/2593-egipto-en-estado-de-emergencia-tras-la-matanza-de-fieles-a-mursi Egipto, en Estado de Emergencia tras la Matanza de Fieles a Mursi

Con esta medida se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga. Además, da manos libres al aparato militar para irrumpir en una vivienda y detener a cualquier persona sin necesidad de notificarlo a las autoridades judiciales.

Egipto ha estallado en una oleada disturbios tanto en El Cairo como en distintas provincias del país, tras el violento desalojo de las acampadas islamistas de El Cairo.

Un periodista de la agencia France Presse ha contado al menos 124 cadáveres, aunque los islamistas hablan de 200 muertos. Según las cifras oficiales ofrecidas hasta el momento por el Ministerio de Sanidad, 95 personas y han muerto y 874 han resultado heridas tanto en el desalojo como en los enfrentamientos posteriores en todo el país.

Miembros de los Hermanos Musulmanes han llamado a la movilización tras la brutalidad con la que la policía ha desalojado los campamentos de sus seguidores en El Cairo.

En respuesta la dispersión de las acampadas, seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi han atacado varias comisarías y edificios gubernamentales en distintas ciudades egipcias, desde la capital hasta ciudades como Alejandría, Asuán, Garbiya (norte) o Fayum (sur), según ha informado la agencia Mena.

El mayor número de víctimas se ha registrado en la provincia de Miniya, en el sur, donde al menos 25 personas han perdido la vida y 197 han resultado heridas en los disturbios. Las cifras oficiales podrían aumentar ya que el Ministerio no ha contado las víctimas en Fayum (sur), donde al menos 17 personas han fallecido.

La violencia de las últimas horas convierte a la jornada de este miércoles en la más sangrientas desde el golpe de Estado. La Presidencia ha decretado el estado de emergencia durante un mes en todo el país. "Los Hermanos Musulmanes están en la ciudad cortando calles y avenidas", comenta en una entrevista telefónica con TVE el porfesor de Ciencias Políticas de la Universidad de El Cairo, Ibrahim Awad. "Se temía se llegara a este enfrentamiento. La polarización del país está llegando a muchas capas de la población", añade.

CAOS EN EL CAIRO

En El Cairo, el caos se ha apoderado de la capital tras el violento desalojo. Hacia las inmediaciones de Rabea al Adauiya, cercada por la policía, se dirigen miles de islamistas pertrechados con piedras y palos, según ha informado Efe. Mientras, helicópteros de las fuerzas del orden sobrevuelan la zona, donde se oyen disparos, mientras que las avenidas principales de las proximidades han sido cortadas con tanques del ejército y alambradas de espino.

Los disturbios están dejando imagenes sobrecogedoras. La agencia Reuters ha mostrado fotografías de cadaveres calcinados de se supuestos miembros de los islamistas en la región de Giza, en las cercanías de la Universidad de El Cairo y la plaza Nahdet Misr.

Medios oficiales han informado de que los islamistas han entrado en la comisaría del Uarrá en el distrito cairota de Imbaba, donde han prendido fuego y retienen al oficial de policía al mando. Según esas fuentes, además, han liberado a los presos que se encontraban en esa comisaría.

En la provincia de Sharqiya, en el delta del Nilo, un oficial del Ejército ha muerto y un recluta que lo acompañaba ha resultado herido grave por disparos durante disturbios, en el delta del Nilo, ha informado la televisión estatal egipcia.

Mientras, en Fayum, al sur de la capital, al menos 17 personas han muerto después de que los seguidores de Morsi hayan atacado otra sede policial, en la que han causado un incendio. En previsión de más ataques, la policía de la provincia de Al Qaliubiya, al norte de la capital, ha empezado a trasladar a los presos de las comisarías a cárceles.

La cadena de televisión británica Sky News ha informado la muerte de uno de sus camarógrafos, Mick Deane, en El Cairo, sin dar más detalles de las circunstancias en que ha ocurrido.

DISTURBIOS Y MANIFESTACIONES EN OTRAS REGIONES

Además, según informa la televisión estatal, las protestas se están desarrollando también en ciudades como Alejandría (al norte), Asuán (al sur), mientras que se han producido disturbios en las ciudades Minya y Assiut, donde las fuerzas de seguridad han abierto fuego contra manifestantes islamistas.

En la provincia de Suez, al noreste de Egipto, al menos cinco personas han muerto y cuarenta ha resultado heridas en disturbios y enfrentamientos entre islamistas y la policía, según ha informado el portavoz de este departamento en Suez, Mohamed al Azizi, citado por la agencia oficial Mena. Azizi ha explicado que algunas de las víctimas presentan heridas por disparos.

En Beheira (norte), los manifestantes partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi han destruido el edificio de la gobernación provincial; mientras que, en Garbiya (al norte), intentaron irrumpir en otra comisaría y en la sede de la gobernación.

La violencia también se está extendiendo a las zonas cristianas. La agencia AFP ha informado de que la iglesia copta de Gergiss, situada en la localidad de Sohag, al sur del país, ha sido incendiada, supuestamente a manos de seguidores islamistas.

Los manifestantes han lanzado cócteles molotov contra el templo para incendiarlo y quemaron varios coches de la policía, lanzando consignas contra el Ejército, la policía y los cristianos coptos.

CONFUSIÓN SOBRE LOS FALLECIDOS

La cifra de muertos en el asalto policial en El Cairo es objeto de confusión, ya que mientras las autoridades egipcias han informado de 13 muertos, los Hermanos Musulmanes elevan el número a 200 fallecidos.

El Gobierno egipcio ha amenazado con hacer frente con "toda la dureza y firmeza" a los ataques contra propiedades públicas y comisarías y ha responsabilizado a los Hermanos Musulmanes de instigar a sus seguidores para que perjudiquen la seguridad nacional.

"El ejecutivo atribuirá a los dirigente de los Hermanos Musulmanes la responsabilidad total del cualquier sangre que se derrame y de todo el caos y la violencia actual", ha advertido un portavoz.

La tensión se ha incrementado tanto que las autoridades han ordenado la suspensión de la circulación de trenes en algunas provincias del sur y del norte de Egipto, informaron fuentes de los servicios ferroviarios a la agencia de noticias estatal Mena.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Imanol Barrangú

FUENTE: rtve

]]>
hola@fundamentar.com (Imanol Barrangu) Internacional Wed, 14 Aug 2013 12:58:49 -0300
Decenas de Muertos en El Cairo en el Desalojo Policial Contra las Acampadas Islamistas https://fundamentar.com/internacional/item/2592-decenas-de-muertos-en-el-cairo-en-el-desalojo-policial-contra-las-acampadas-islamistas https://fundamentar.com/internacional/item/2592-decenas-de-muertos-en-el-cairo-en-el-desalojo-policial-contra-las-acampadas-islamistas El asentamiento de la plaza de Al Nahda, también ha sido incenciado. Esta plaza, situada en el distrito de Giza ya está bajo control policial.

Máxima tensión en Egipto tras el violento desalojo policial de las acampadas islamistas en El Cairo. Varias decenas de personas han muerto después de que la policía egipcia haya irrumpido en las acampadas de los seguidores del depuesto presidente islamista Mohamed Morsi

Máxima tensión en Egipto tras el violento desalojo policial de las acampadas islamistas en El Cairo. Varias decenas de personas han muerto este miércoles después de que la policía egipcia haya irrumpido en las acampadas de los seguidores del depuesto presidente islamista Mohamed Morsi, según han informado fuentes de los servicios de seguridad. Los Hermanos Musulmanes aseguran que la cifra de fallecidos asciende a más de 200 y 2.000 heridos, mientras que las autoridades sólo han confirmado 15 muertos. Los disturbios se ha extendido en varias zonas de la capital, así como a otras ciudades de Egipto.

Los enfrentamientos estallaron a primera hora cuando la policía comenzó a tirar gases lacrimógenos contra las acampadas, lo que derivó en choques con los islamistas. Ambas partes se acusan de haber empleado armas de fuego durante los enfrentamientos. El Ministerio del Interior ha anunciado que la menor de las dos plazas en la que se habían instalado los seguidores islamistas, la plaza de Al Nahda, situada en el distrito de Giza ya está bajo control policial.

La confusión reina todavía en torno a la otra gran plaza en la que permanecían acampados los islamistas, la de Rabea al Adauiya, donde las autoridades se han encontrado con una mayor oposición. La policía ha lanzado gases lacrimógenos desde helicópteros y envió a paracaidistas y francotiradores. "Había paracaidistas que cayeron encima de edificios y empezaron a disparar", ha apuntado a Efe Mohamed, un manifestante que se encontraba en la zona central de la plaza.

Mohamed ha destacado que nadie ha podido huir porque todas las calles que acceden al lugar están cerradas, pese a que el Ministerio del Interior había anunciado que permitiría una salida segura. El testigo ha subrayado que los manifestantes, entre ellos mujeres y menores, se han refugiado en el interior de la mezquita de Rabea al Adauiya, que da su nombre a la plaza, bajo árboles y dentro de tiendas de campaña.

Los Hermanos Musulmanes aseguran que el balance de fallecidos durante el desalojo asciende a más de 200 y 2.000 heridos. Sin embargo, las autoridades egipcias ha asegurado que sólo se han producido 15 muertos y 203 civiles heridos, aunque anteriormente la televisión estatal egipcia, citando a una fuente de los servicios de seguridad, informó de la muerte de dos agentes de policía. La agencia Reuters ha informado de que entre alguno de los heridos tenían heridas de bala. Por otra parte, el Ministerio del Interior ha confirmado también la detención de dos centenares de personas así como de algunos líderes de la Hermandad.

LLAMAMIENTO DE LOS HERMANOS MUSULMANES

Los Hermanos Musulmanes han hecho un llamamiento a los egipcios a salir a las calles para “detener esta matanza”. “Esto no es un intento de dispersión, sino un intento de aplastar de forma sangrienta cualquier resistencia contra el golpe militar”, ha comentado en su cuenta de Twitter el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Haddad El Gehad.

Los enfrentamientos estallaron a primera hora cuando la policía comenzó a tirar gases lacrimógenos contra las acampadas, lo que derivó en choques con los islamistas. 

La respuesta no se ha hecho esperar tanto en El Cairo como en otras ciudades del país. Miembros de los Hermanos Musulmanes han atacado varias comisarías y edificios gubernamentales en la capital, en Garbiya (norte) y en Fayum (sur), según ha informado la agencia Mena. Por otra parte, la violencia también se está extendiendo a las zonas cristianas. La agencia AFP ha informado de que la iglesia copta de Gergiss, situada en la localidad de Sohag, al sur del país, ha sido incendiada, supuestamente a manos de seguidores islamistas.

"Los Hermanos Musulmanes están en la ciudad cortando calles y avenidas", comenta en una entrevista telefónica con TVE el porfesor de Ciencias Políticas de la Universidad de El Cairo, Ibrahim Awad. "Se temía se llegara a este enfrentamiento. La polarización del país está llegando a muchas capas de la población", añade.

Además, según informa la televisión estatal, las protestas se están desarrollando en Alejandría (norte), Asuán (sur), mientras que Reuters informa que se han producido disturbios en las ciudades Minya y Assiut, donde las fuerzas de seguridad han abierto fuego contra manifestantes islamistas.

EL GOBIERNO RESPONSABILIZA A LOS ISLAMISTAS

El Gobierno egipcio ha amenazado con hacer frente con "toda la dureza y firmeza" a los ataques contra propiedades públicas y comisarías y que perseguirán a "los alborotadores" para proteger las propiedades del pueblo. "El ejecutivo atribuirá a los dirigentes de los Hermanos Musulmanes la responsabilidad total del cualquier sangre que se derrame y de todo el caos y la violencia actual", ha advertido el portavoz Sherif Shauqi .

La tensión se ha incrementado tanto que las autoridades han ordenado la suspensión de la circulación de trenes en algunas provincias del sur y del norte de Egipto, informaron fuentes de los servicios ferroviarios a la agencia de noticias estatal Mena.

Los seguidores del presidente depuesto Morsi han permanecido en sus acampadas desde el golpe de Estado, pese a los llamamientos del Gobierno interino para que abandonasen la protesta. Tras la celebración del mes de Ramadán, las autoridades advirtieron su intención de lanzar una operación gradual para desmantelar las acampadas, aunque los islamistas las han mantenido. 

 

FUENTE: RTVE

]]>
hola@fundamentar.com (Luciano Herrero) Internacional Wed, 14 Aug 2013 09:06:54 -0300
Las Guerras Árabes de Religión https://fundamentar.com/internacional/item/2581-las-guerras-arabes-de-religion https://fundamentar.com/internacional/item/2581-las-guerras-arabes-de-religion Pintura de Pawel Kuczynski ,ilustrador polaco que a través de su lápiz, acuarela y pincel cuestiona la sociedad, los gobiernos, los medios de comunicación, la economía, sin una palabra. Sus ilustraciones son realmente reveladoras.

En todo el mundo árabe está produciéndose ahora una lucha entre dos importantes fuerzas históricas: la religión y el laicismo. Es el tipo de batalla entre César y Dios que Europa tardó siglos en dilucidar. El futuro del Oriente Medio árabe se decidirá en la lucha entre los insurgentes suníes de Siria, apoyados en toda la región por los wahabíes saudíes, patrocinadores del fundamentalismo religioso, y su régimen laico Baas, entre el fundamentalista Hamás y la laica OLP en Palestina y entre la joven oposición laica de Egipto, forjada en las protestas de la plaza Tahrir, y los Hermanos Musulmanes y los radicales salafistas.
 

Hasta ahora, las rebeliones árabes han confirmado la tesis de que, dada la estructura de la mayoría de las sociedades árabes, el derrocamiento de las autocracias laicas significa automáticamente abrir la puerta a las democracias islámicas. Ya vimos el desarrollo de esa dinámica en Argelia, con la victoria a comienzos del decenio de 1990 del Frente Islámico de Salvación en la primera vuelta de unas elecciones parlamentarias (que provocó la anulación de la segunda vuelta), la victoria electoral de Hamás en Palestina en 2006 y, más recientemente, el ascenso democrático al poder de los Hermanos Musulmanes en Egipto.

Tanto en Argelia como en Egipto, las fuerzas laicas no pudieron frenar el ascenso político del islam, que sólo se pudo interrumpir con la toma del poder por parte del ejército. El golpe militar argelino dio paso posteriormente a una sangrienta guerra civil que se cobró unas 200.000 vidas.

Las consecuencias del golpe egipcio aún no se han materializado. El acceso al poder de la oposición laica subida a un tanque podría alimentar la ira de los islamistas por muchos años. La pérdida por los Hermanos Musulmanes de la confianza en el proceso democrático seria una mala noticia para Egipto y un impulso para Al Qaeda y otros yijadistas que creen que sólo se puede conseguir el poder con sangre y terror.

El concepto de separación de la iglesia y el Estado es ajeno al islam –como indicó la famosa declaración del ex Dirigente Supremo iraní Ayatolá Ruholá Jomeini, “el islam es política o no es nada” – y los islamistas aún no han demostrado ser receptivos al gobierno democrático.

El concepto de separación de la iglesia y el Estado es ajeno al islam –como indicó la famosa declaración del ex Dirigente Supremo iraní Ayatolá Ruholá Jomeini, “el islam es política o no es nada” – y los islamistas aún no han demostrado ser receptivos al gobierno democrático. De hecho, Mohamed Morsi, el depuesto Presidente de Egipto, sólo puede culpar a sí mismo de su muerte política. Su comportamiento sectario y autoritario polarizó a su país hasta tal punto, que incluso el jefe del ejército, general Abdul Fatah Al Sisi, conocido por sus simpatías islamistas, retiró su apoyo al hombre que lo había nombrado.

Asimismo, la reavivación de la guerra civil chií-suní en el Iraq es en gran medida un reflejo del gobierno sectario del Primer Ministro, Nouri Al Maliki. Tampoco el ascenso al poder de Hamás en Gaza dio paso a un gobierno democrático y no excluyente. Después de haber fracasado en su intento de anular la victoria electoral por medios militares, la OLP acordó con los rivales islamistas un plan de reconciliación nacional, pero ese pacto sigue siendo letra muerta.

En cuanto a Siria, la rebelión contra una de las autocracias más laicas del mundo árabe ha degenerado en una lucha a muerte entre suníes y chiíes que está extendiéndose a otros países de la región. Ahora se ha lanzado una yijad suní contra el régimen Baas y sus aliados chiíes, el Irán y Hezbolá. El vecino Libano, con su feroz división suní-chií, ya está viéndose afectado directamente.

La lucha entre la religión y el Estado en el Magreb es menos violenta, pero, aun así, potencialmente explosiva. Túnez, donde comenzó la “primavera árabe”, está atrapado ahora entre los laicistas y los fundamentalistas religiosos. El partido islamista Ennahda encabeza el gobierno, pero afronta un grave desafío de los salafistas ultraconservadores de Hizb Ut Tahrir.

En Marruecos, el rey Mohamed VI no ocultó su apoyo al golpe egipcio, pero el partido islamista Justicia y Desarrollo, que encabeza su gobierno, lo denunció. De hecho, el Istiqlal, partido laico de centro derecha, abandonó el gobierno a raíz del golpe egipcio y acusó al partido Justicia y Desarrollo, dirigido por el Primer Ministro, Abdelilah Benkirane, de intentar “egiptizar” a Marruecos monopolizando el poder, como hizo Morsi en Egipto.

Incluso en Turquía, país musulmán no árabe que abriga la ambición de conciliar el islam con la democracia, el acuerdo entre el gobierno islamista del Primer Ministro, Recep Tayyip Erdoğan, y la clase media urbana para limitar los intentos oficiales de inmiscuirse en la vida de los laicos y obstaculizar sus usos y costumbres está decayendo. Ahora Erdoğan promete “reconstruir a Turquía” a su autoritaria y religiosa imagen y semejanza.

La marcha árabe hacia la libertad va a ser por fuerza un proceso largo y tortuoso: tal vez la principal prueba geopolítica del siglo XXI. Sin embargo, la batalla entre el laicismo y la religión en el mundo árabe no ha de durar siglos, como ocurrió en Europa, aunque sólo sea porque las generaciones contemporáneas pueden beneficiarse del largo proceso de progreso social y científico que permitió a Occidente preparar el terreno para la democracia moderna, pero la adaptación de ese legado occidental al mundo árabe contemporáneo, sin por ello dejar de recuperar el propio legado medieval de tolerancia y excelencia científica de los árabes, será difícil.

Es de esperar que los derrotados islamistas de Egipto pasen de la política de la venganza a un proceso de examen de conciencia que propicie el reconocimiento de que la democracia no es un juego de suma cero, en el que el ganador se lo lleva todo. De mantenerse, el “centralismo democrático” leninista que Morsi pareció abrazar sería una provocación permanente que instaría a las nuevas generaciones y sus aliados en el viejo aparato estatal a alzarse, aun al precio de una guerra civil.

 

(*) Ex ministro de Relaciones Exteriores israelí, hoy se desempeña como vicepresidente del Centro Internacional de Toledo para la Paz, es el autor de Cicatrices de guerra, heridas de paz: el árabe-israelí.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Rafael Pansa

FUENTE: ProjectSyndicate

 

]]>
hola@fundamentar.com (SHLOMO BEN-AMI(*)) Internacional Mon, 12 Aug 2013 12:48:19 -0300
El Gobierno Egipcio Da por Fracasada la Mediación de Estados Unidos https://fundamentar.com/internacional/item/2564-el-gobierno-egipcio-da-por-fracasada-la-mediacion-de-estados-unidos https://fundamentar.com/internacional/item/2564-el-gobierno-egipcio-da-por-fracasada-la-mediacion-de-estados-unidos Fotografía cedida por la Presidencia egipcia que muestra al vicepresidente egipcio, Mohamed ElBaradei (i), durante el encuentro que mantuvo con el enviado de Estados Unidos a Egipto, William Burns (c), en el palacio presidencial en El Cairo, Egipto. EFE

La presidencia considera "inaceptable" la petición de liberación de los presos islamistas formulada por el senador McCain.

La presidencia egipcia dio este miércoles por concluidos los esfuerzos diplomáticos para acabar con las acampadas de protesta de los seguidores del depuesto mandatario Mohamed Morsi, según un comunicado oficial.

"Hoy terminaron los esfuerzos diplomáticos para dar la oportunidad adecuada a los Hermanos Musulmanes de renunciar a la violencia", señala la nota, que destaca que la mediación no tuvo éxito, "pese al apoyo total del Gobierno".

Las autoridades han advertido en varias ocasiones de que iban a desmantelar por la fuerza las acampadas en las plazas cairotas de Raba al Adauiya y de Al Nahda, donde permanecen los islamistas desde que Morsi fue depuesto por el Ejército el pasado 3 de julio.

La Presidencia recordó que ha permitido a los enviados de EEUU, la Unión Europea (UE), Emiratos Árabes y Catar visitar el lugar de las protestas y hablar con sus responsables para conocer la situación, además de "instar a los Hermanos Musulmanes a asumir su responsabilidad nacional".

El líder de la Universidad de Al Azhar convoca a golpistas e islamistas a una reunión para resolver la crisis

Culpó a los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció Morsi hasta que accedió a la jefatura del Estado, del fracaso de los esfuerzos diplomáticos para resolver la crisis de forma pacífica y les solicitó que respeten "la voluntad popular", expresada en las protestas del 30 de junio y del 26 de julio.

El 30 de junio se celebraron multitudinarias manifestaciones que exigían la celebración de elecciones presidenciales anticipadas, antes de la destitución de Morsi, mientras que el 26 de julio hubo marchas de apoyo al Ejército.

Pese a dar por concluidas las gestiones diplomáticas, la presidencia apreció esos esfuerzos por "apoyar la hoja de ruta [trazada por el Ejército] y la transición democrática en Egipto".

Tras el anuncio de la presidencia, el líder de la Universidad de Al Azhar, máxima autoridad islámica del país, ha convocado a ambas partes la próxima semana para tratar de resolver por la vía del diálogo la enquistada crisis. Al Azhar ha convocado una "importante reunión" tras la festividad de Eid al Fitr, que se celebrará entre el jueves y el domingo, bajo la presidencia del gran jeque de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, que en su día respaldó el golpe militar.

"INJERENCIA INACEPTABLE"

Paralelamente, el presidente interino egipcio, Adli Mansur, ha tildado de "injerencia inaceptable" las declaraciones del senador de EEUU John McCain, quien este martes pidió a liberación de los presos políticos, informan hoy los medios locales.

Los medios, que recogen un comunicado emitido anoche por el portavoz de la presidencia, señalan que Mansur rechazó las palabras pronunciadas por el político republicano en una rueda de prensa en El Cairo. Según esta fuente, McCain falsifica la verdad y sus declaraciones son "del todo" inaceptables.

McCain y el senador Lindsey Graham instaron este martes a liberar a los presos políticos en Egipto y a iniciar un diálogo nacional que incluya a todas las fuerzas para salir de la actual crisis.

Ambos senadores republicanos se mostraron críticos con las circunstancias que rodearon el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi el pasado 3 de julio por parte del Ejército. Graham destacó al respecto que "los que están en el poder no fueron elegidos y los que fueron elegidos están en prisión".

Por su parte, McCain indicó que todas las partes, incluidos los islamistas, deben participar en la enmienda de la Constitución —suspendida por los militares— y en diseñar un calendario para el traspaso del poder a un Gobierno elegido.

Ambos responsables se han unido, por encargo del presidente estadounidense, Barack Obama, a los esfuerzos mediadores desplegados en los últimos días por los enviados especiales de EEUU, William Burns, y de la Unión Europea (UE), Bernardino León.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Imanol Barrangú

FUENTE: El País

]]>
hola@fundamentar.com (Imanol Barrangu) Internacional Wed, 07 Aug 2013 10:30:26 -0300
La Unión Africana Se Reunió con Mursi y Llamó a un Diálogo "Sin Condiciones Ni Violencia" https://fundamentar.com/internacional/item/2530-la-union-africana-se-reunio-con-mursi-y-llamo-a-un-dialogo-sin-condiciones-ni-violencia https://fundamentar.com/internacional/item/2530-la-union-africana-se-reunio-con-mursi-y-llamo-a-un-dialogo-sin-condiciones-ni-violencia El presidente de la Unión Africana, Alpha Oumar Konare. EFE/Archivo

Una delegación del organismo, que suspendió al país debido al golpe de Estado, visitó al mandatario depuesto. No hizo ningún comentario sobre su detención ilegal.

Una delegación de la Unión Africana (UA) que visita Egipto, informó que se reunió anoche con el derrocado presidente Mohamed Mursi y que no descarta volver a reunirse antes de abandonar Egipto, pero no hizo ningún comentario sobre la detención ilegal del mandatario.

El ex presidente de Mali, Alpha Oumar Konare, líder de la delegación, expresó que fue un encuentro "sincero" al tiempo que señaló que se hizo un pedido "a todas las partes" a tener un diálogo "sin condiciones y sin violencia", informó en una conferencia de prensa conjunta con el secretario general de la Liga Arabe, Nabil al Arabi.

"Egipto es plural y en el marco de esa diversidad, las partes tienen que aceptarse las unas a las otras"
Alpha Oumar Konare

Se trata de la segunda visita de organismos internacionales a Mursi, quien el lunes a la noche fue visitado por la alta representante de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton.

La canciller de la UE, tras el encuentro, afirmó que el derrocado presidente se encuentra bien y está al "tanto de las noticias", aunque no hizo ningún comentario acerca de que el mandatario esté detenido ilegalmente por los golpistas, quienes se niegan a revelar su paradero.

Konare consideró que "lo urgente es que acabe la idea de que hay un Egipto en contra de otro Egipto", informó la agencia de noticias EFE.

El maliense sostuvo que "Egipto es plural y en el marco de esa diversidad, las partes tienen que aceptarse las unas a las otras", aseguró.

Asimismo, agregó que si no logran entender eso "el resto no vendrá".

Konare recordó que durante su estadía en Egipto, la delegación se reunió con las autoridades de facto y también con representantes de los grupos Jóvenes del 6 Abril y Tamarrud, instigadora de las protestas contra el depuesto Mursi.

Además, anunció que se reunirán con la Hermandad Musulmana -organización a la que perteneció Mursi hasta asumir la presidencia-, el partido salafista Al Nur y representantes de la Iglesia copta y de la institución sunnita Al Azhar.

SUSPENSIÓN

La UA, que suspendió a Egipto de la organización hasta que retomen la senda constitucional, no se refirió a la situación de ilegalidad de la detención de Mursi, tal como se esperaba.

La delegación africana está integrada, además, por el ex presidente de Botsuana, Festus Mogae, y el ex primer ministro de Yibuti, Dileita Mohamed Dileita.

Luego del golpe de Estado del 3 de julio que lo sacó del poder poco se ha sabido sobre el paradero de Mursi, quien, según anunció el gobierno de facto, será juzgado próximamente y debe ser transferido a la prisión de Torah, donde se encuentra el ex presidente Hosni Mubarak. 

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Imanol Barrangú

FUENTE: Télam

]]>
hola@fundamentar.com (Imanol Barrangu) Internacional Wed, 31 Jul 2013 13:05:04 -0300
Obama Enviará Emisarios a Egipto https://fundamentar.com/internacional/item/2529-obama-enviara-emisarios-a-egipto https://fundamentar.com/internacional/item/2529-obama-enviara-emisarios-a-egipto Lindsey Graham (centro)

Estados Unidos enviará a Egipto a más tardar la semana entrante a dos emisarios, los senadores John McCain y Lindsey Graham, para subrayar su interés en una rápida transición a un gobierno elegido en las urnas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pedido a los veteranos senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham que viajen la semana que viene a Egipto para tratar de acelerar el proceso electoral y garantizar la transición democrática. Aunque aún no se ha concretado su agenda, ambos políticos esperan reunirse con representantes del Ejército egipcio, miembros del Gobierno interino y líderes de la oposición y acercar posturas para pongan fin a una crisis que no ha hecho sino agravarse desde que el presidente Mohamed Morsi fuera apeado del poder, en medio de grandes protestas y con el beneplácito de los militares, el pasado 3 de junio.

 Barack Obama, ha pedido a los veteranos senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham que viajen la semana que viene a Egipto para tratar de acelerar el proceso electoral y garantizar la transición democrática.

McCain y Graham son unas de las voces más autorizadas en materia de política exterior del Senado y dos pesos pesados dentro del comité de Servicios Armados de esa cámara. “Espero que podamos influir lo suficiente para impedir que esta crisis se enquiste” ha dicho este martes McCain. Aunque ambos han anunciado que Obama les ha pedido que traten de intermediar en el conflicto, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional no ha confirmado si esa ha sido la voluntad del presidente.

La propuesta del viaje se produce en un momento de creciente frustración en el Congreso ante la ambigüedad con la que la Casa Blanca parece haber recibido la última oleada de violencia que ha provocado al menos un centenar de muertos. La Administración Obama se ha resistido hasta el momento a calificar la salida forzosa del poder de Morsi impuesta por el Ejército como un golpe militar para salvaguardar la ayuda militar y económica de 1.500 millones de dólares que EE UU envía cada año a Egipto. Una ayuda que pude peligrar si prospera la enmienda presentada por el senador republicano y favorito del Tea Party Rand Paul para desviar esos fondos a proyectos nacionales de infraestructura.

Aunque tanto McCain como Graham son contrarios a la propuesta de su compañero de partido, ambos han sido muy críticos con la indeterminación del Gobierno respecto a los acontecimientos en Egipto. El excandidato a la presidencia de EE UU ha insistido en que lo que sucedió con Morsi es un golpe de Estado pero se ha mostrado convencido, como Graham, de que es mejor estudiar la situación sobre el terreno antes de tomar la decisión de recortar la ayuda a ese país.

Tras los choques entre los partidarios de los Hermanos Musulmanes y el Ejército de este fin de semana, la Casa Blanca reaccionó de manera vaga, limitándose a señalar que la actitud del nuevo Gobierno contradecía sus promesas de una transición democrática rápida, pero sin condenar explícitamente a las fuerzas de seguridad por la brutal represión entre los partidarios del presidente depuesto. La semana pasada, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, llamó en varias ocasiones a su homólogo y líder del golpe, el general Abdel Fatah al Sisi, para pedirle calma, advirtiéndole de que una confrontación directa con el partido islamista podría agravar la crisis.

El hecho de que Al Sisi convocará el viernes pasado una manifestación masiva en apoyo de las fuerzas de seguridad -lo que precipitó la oleada de violencia que se agravó durante el fin de semana-, es un claro ejemplo de la pérdida de influencia de EE UU en un país que ha sido uno de los principales aliados de Washington en la región.

McCain y Graham intentarán desarrollar esa diplomacia inclusiva en un esfuerzo por rebajar la tensión en el que la Unión Europea le lleva la delantera a EE UU.

La Administración Obama, que procuró mantener la equidistancia durante los días previos y posteriores al golpe, no es partidaria de que se aisle los Hermanos Musulmanes del diálogo para una salida negociada a la crisis, ante el temor de que su exclusión desestabilice todavía más un país esencial para mantener el equilibrio en Oriente Próximo. “Queremos enviar un mensaje unilateral de que aniquilar a la oposición se asemeja cada día más a un golpe e insistir al Ejército para que convoque elecciones cuanto antes”, ha señalado este martes Graham.

McCain y Graham intentarán desarrollar esa diplomacia inclusiva en un esfuerzo por rebajar la tensión en el que la Unión Europea le lleva la delantera a EE UU, tras la visita esta semana de su jefa de la Diplomacia, Catherine Ashton, que se ha reunido con Al Sisi y con el depuesto Morsi.

 

RELEVAMIENTO Y EDICIÓN: Imanol Barrangú

FUENTE: El País

]]>
hola@fundamentar.com (Imanol Barrangu) Internacional Wed, 31 Jul 2013 11:42:59 -0300