Como respuesta a la gran movilización, Ezequiel Sabor, el segundo hombre más importante del ministerio de Trabajo y Luis Scervino, superintendente de Salud, dejarán su puesto.

Publicado en Argentina