Lunes, 29 Julio 2019 12:16

"No se da abasto a atender"

Escrito por Santiago Toffoli (*)
Valora este artículo
(3 votos)
La guardia del Hospital Centenario es una de las que se encuentra desbordada por el aumento de la población hospitalaria. La guardia del Hospital Centenario es una de las que se encuentra desbordada por el aumento de la población hospitalaria. conlagentenoticias.com

En diálogo con AM1330, la Secretaria Gremial de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), Sandra Maiorana, aseguró que “la población hospitalaria aumentó un 20% en el último año y medio debido a la pérdida de cobertura médica”.

La referente de AMRA Rosario, Sandra Maiorana, estuvo conversando con el programa Todas las Voces sobre la situación del sistema de salud de la ciudad de Rosario en la siempre compleja época invernal. Sostuvo que “todos los años en invierno se da esta situación extrema en las guardias. Realmente no se da abasto a atender”. 

También aseguró que “en algunos lugares y horarios se consiguen refuerzos, pero aún con esto, no dan los espacios físicos. Entonces los pacientes no pueden internarse en las salas porque no hay camas, por lo cual quedan al cuidado del médico de guardia, que es el que atiende al público y el que recibe las ambulancias”.

En relación con el trabajo realizado por las guardias, Maiorana aseveró que “no es una tarea que se pueda organizar, porque no tiene techo. Uno no sabe en qué momento le va a caer una urgencia o en qué momento se le puede descompensar un paciente”.

La dirigente sindical agregó además que “en las vacaciones de invierno no se cubre la atención primaria. Entonces, la persona que no puede ser atendida porque faltan médicos en la atención primaria, tanto en vacaciones de invierno como de verano, termina yendo a la guardia”.

Según Maiorana, el cuadro se agrava por la coyuntura económica que vive la Argentina: “además hay que sumar que en el último año y medio, la población hospitalaria aumentó en un 20% debido a la pérdida de cobertura social. Sobre ese aumento, se refleja en pico del invierno”.

La situación de desborde de los efectores de salud no es nueva. La secretaria gremial de AMRA ratificó que “en años anteriores me han escuchado hablar de pacientes arriba de la ambulancia y que no hay hospitales donde poder bajarlos porque no hay lugar, o porque a lo mejor el paciente necesita terapia y el hospital no la tiene. Esto sucede todos los años. La diferencia es que lamentablemente pasó esto con este paciente, con este ser humano, y es desesperante porque es la situación que tenemos permanentemente. Esto puede producirse en cualquier momento debido a la demora en la que se atiende. Son demoras de cinco, seis horas. Imaginen lo que es atender una emergencia, y por más que se le de la mejor atención al paciente, no se consigue rescatarlo. Imaginen cómo está emocionalmente ese médico, que debe seguir atendiendo a destajo luego de esa situación”.

Siguiendo con la referencia hacia los trabajadores de la salud, Maiorana enfatizó que “piensen también que esos médicos que están trabajando también se enferman, porque están totalmente expuestos a las patologías que atienden. Entonces si se enferman, no hay con quién reemplazarlo, porque no hay lista de reemplazantes y porque los que hay no alcanzan. Entonces, aún con el refuerzo, hay un médico menos en la guardia”.

En consonancia con la perdurabilidad del problema y las características del sistema provincial de salud, la dirigente manifestó que “este problema viene de años. La realidad es que la salud pública en la Provincia de Santa Fe, en relación con la salud pública del resto del país, da respuesta. Tiene estructura. Pero también es verdad que esta estructura no alcanza porque tiene tal flujo de pacientes que la sobrepasa”.

Este esquema se completa con la crisis económica que atraviesa la Argentina: “y además tenemos este aumento de la población hospitalaria a partir de la pérdida de las Obras Sociales, o porque la gente que tiene Obra Social no puede pagar la diferencia. O porque tiene que comprar un medicamento y sabe que en el hospital lo consigue gratis. El sistema está desbordado también porque si un paciente tiene que elegir entre comprar comida o pagar atención médica, va al sistema de salud pública”.

En épocas de invierno, recalcó que “las guardias hoy son las que mantienen el sistema de salud, porque no tienen techo y porque no sólo se encargan de los pacientes que vienen de la calle”.

Por último, Sandra Maiorana lanzó algunas opiniones sobre la adhesión de Santa Fe a la nueva Ley Nacional de ART, impulsada por el Gobierno Nacional y que ya cuenta con media sanción del senado provincial: “Todo lo que vaya en contra del trabajador, no es bueno. En estos últimos años, todo lo que se hizo va en desmedro del que trabaja. Acá no se cuida al que trabaja, al contrario. Parece que se lo castigara. Además, se está planteando a nivel nacional la reforma laboral, como si todo el problema en este país fuera que el trabajador cobra un sueldo, que encima es magro”.

Al cierre, disparó: “es muy preocupante nuestra situación como país. Es muy preocupante el futuro que tenemos encarando las cosas de esta manera”.

(*) Analista del Centro de Estudios Políticos Internacionales y colaborador en Fundamentar.com

Inicia sesión para enviar comentarios