Viernes, 08 Mayo 2020 23:34

¡Todos a los botes!

Escrito por Santiago Toffoli (*)
Valora este artículo
(4 votos)

¡Buen viernes! Este resumen ya cumplió un mes de vida. Espero que, después de este embrollo, este humilde apunte internacional semanal sea directamente asociado a los viernes y a la felicidad de comenzar el fin de semana. Pero por lo pronto, los viernes se parecen mucho a los demás días.

Mientras gran parte del mundo empieza a buscar la manera de desconfinarse, una operación armada en las costas de Venezuela descarta cualquier pensamiento optimista sobre el relajamiento de la tensión en aquella zona de nuestro continente, aunque la lucha contra un enemigo común haya generado expectativas contrarias. Estados Unidos hace un giro en su estrategia por la narrativa versus China. Brasil comienza a perfilarse como el epicentro de la pandemia.

Operación Gedeón

El domingo a la tarde apareció Néstor Reverol en la televisión para realizar un anuncio. Reverol es el Ministro del Interior, Justicia y Paz de la República Bolivariana de Venezuela. Dijo que las fuerzas de seguridad neutralizaron, en la zona de La Guaira, un ‘intento de incursión marítima armada terrorista proveniente de Colombia’. Como cada cosa que suele denunciar el Gobierno de Venezuela, no fue tomada muy en serio por la comunidad internacional y la prensa.

El martes, el Gobierno anunció la captura de otro contingente, más numeroso, interceptado en el Estado Aragua. Hubo dos señales que nos dieron la pauta de que la cosa se estaba poniendo más espesa. La primera es que salió el propio Nicolás Maduro a anunciar la captura de este segundo contingente, y no un Ministro. La segunda es que, muestra de pasaportes mediante, había dos norteamericanos entre los detenidos. Su documentación fue exhibida por el propio Presidente venezolano.

Con el pasar de las horas comenzó a conocerse qué había pasado. En el marco de una incursión armada llamada “Operación Gedeón”, desertores venezolanos, paramilitares colombianos y mercenarios norteamericanos zarparon en lanchas desde la Guajira colombiana hacia Venezuela. El objetivo, según los propios detenidos, era asesinar a altos mandos del gobierno, llevar a Maduro al Aeropuerto de Maiquetía en Caracas, y de ahí a los Estados Unidos.

Muchos acusaron al gobierno de Maduro de realizar una clásica maniobra de denuncia antiimperialista para correr el foco de la realidad que vive su país. Pero ni bien Maduro terminó de acusar a Trump y a Duque de la autoría de esta Operación, tanto las autoridades colombianas como estadounidenses rechazaron las acusaciones y dijeron no estar al tanto. 

En ese mismo momento se confirmaba la veracidad de la operación: si Colombia y Estados Unidos se despegaron de ella, fue porque efectivamente existió. 

Los norteamericanos detenidos dijeron trabajar para una empresa de seguridad, Silvercorp USA, dirigida por un tal Jordan Goudreau, ex veterano militar. Esta empresa habría enviado soldados a Colombia a entrenar un contingente para realizar la operación, que fue desbaratada por las fuerzas gubernamentales de Venezuela.

Los propios cautivos estadounidenses dijeron que Silvercorp fue contratada por la oposición venezolana que responde a Juan Guaidó, y que ellos fueron por la retribución económica: recordemos que el gobierno estadounidense ofreció U$S 15 millones de recompensa por la captura de Maduro y varios altos mandos chavistas.

El video donde Luke Denman, uno de los norteamericanos detenidos en Venezuela, cuenta los detalles de la operación, está en esta nota (VER). 

Algunas cuestiones para prestarle atención: el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que si hay dos norteamericanos detenidos, harán “todo lo posible” por repatriarlos. Ese ‘todo lo posible’ contempla muchas posibilidades. Por otra parte, tanto Trump como Duque rechazaron las acusaciones de Maduro. Mientras tanto, en Venezuela la pandemia agrava la crisis económica, en Estados Unidos hay más de 75.000 muertos por COVID-19, y en Colombia un nuevo escándalo de espionaje del Ejército le suma una crisis política a la compleja realidad económica, social y sanitaria de la pandemia.

Volver a salir

De a poco, los países de Europa van levantando restricciones a la circulación, atentos a que no haya un repunte de los contagios. En Italia, los comercios comenzaron a abrir paulatinamente y en España se hará un levantamiento progresivo por fases. Actualmente, las salidas son por horario y por edad.

¿Nos tendremos que preparar para otra realidad al salir a la calle? Miren los carteles que hay en Aalborg, Dinamarca, donde ahora también hay mano y contramano para los peatones.

El tranvía de Niza, en Francia, tiene demarcados los espacios donde los pasajeros deben ubicarse. ¿Aquí se hará de una forma similar?

Por otra parte, Estados Unidos cambió la estrategia de las acusaciones contra China. Antes sostenían que el virus podría haber sido creado intencionalmente. Ahora dicen que la baja seguridad del Laboratorio de Wuhan fue el causante de la liberación del virus. Ante las acusaciones de Pompeo y Trump, China no se quedó en el molde. Jamás lo hace. El gobierno chino le contestó a Trump muy gráficamente a través de este video animado llamado “Once upon a virus” (Había una vez un virus). Mírenlo, no tiene desperdicio

Tristeza não tem fim

8.500 fallecidos, 125.000 contagiados y serias sospechas de subnotificación de muertes y enfermos son los números que hoy muestran el drama que vive Brasil. Manaos, San Pablo y Rio de Janeiro son las ciudades más comprometidas, donde las camas están ocupadas en más de un 90%. Solo en Brasil hay más enfermeros fallecidos que en España e Italia juntas.

La situación límite importa y mucho al resto del continente: casi todos los países sudamericanos comparten frontera con Brasil. Mas grave y complicado se vuelve todo cuando escuchamos a Bolsonaro decir que “más importante que la vida es nuestra propia libertad”.

El Presidente brasileño continuó esta semana realizando sus movimientos para poner gente de su riñón en la Policía Federal, cuestión causante de la ruptura con Sergio Moro. Al mismo tiempo, el domingo pasado estuvo en otra manifestación anti cuarentena, anti Congreso, anti Justicia (bueno, una marcha anti todo), donde se vio una imagen que retrata muy bien a un mandatario que gano las elecciones con el eslogan “Brasil por encima de todos”

Quizás el “todos” excluía a Estados Unidos e Israel. Qué jodidos que somos también, eh. No hay que interpretar todo con tanta literalidad.

Si bien Bolsonaro por ahora (y solo por ahora) salió ileso de la pelea con Moro, los militares no pierden oportunidad de marcarle la cancha. El Ministro de Defensa, el General Azevedo, dijo que las FF.AA. están comprometidas con la democracia en Brasil, y no busca cerrar ninguna institución como pide el núcleo duro bolsonarista.

Bonus track

Supongo que estás como yo, esperando que la curva siga planchada y poder al menos moverse entre casas a reencontrarte con alguien. Antes de eso, te sugiero que leas esta nota, donde varios economistas de renombre mundial apoyan la reestructuración de la deuda argentina. Hoy viernes es un día clave, porque vence el plazo que hizo el Ministro Guzmán. Está en inglés, pero hay una opción para leerla en español (VER). 

Antes de que la oposición argentina se anote un punto por haber impuesto a la cuestión carcelaria en la agenda a base de fake news, quería remarcar que este problema es común a muchísimos países, y sobre todo aquí en América Latina, donde la desigualdad es la marca diferencial del continente. En este video de 5 minutos, se repasa cual es la situación de las cárceles latinoamericanas. 

Otro de los temas que venimos charlando es la crisis del multilateralismo. La BBC le hizo una entrevista al portugués Antonio Guterres, Secretario General de la ONU. Su pesimismo simboliza bastante lo que sucede con este tipo de instituciones. 

Y ya que ayer se convocó a una marcha por redes sociales en contra del comunismo en la Argentina (?), les dejo dos fotos donde el comunismo efectivamente existe. 

La primera es la Plaza de la Revolución en Cuba, lugar icónico de La Habana donde miles de personas dicen presente cada 1 de mayo, conmemorando el Día del Trabajador. Este año, estuvo así de vacía 

La otra es de Kim Jong Un, el líder de Corea del Norte, del cual se dijeron muchas cosas debido a una larga ausencia pública de 21 días. Se especuló con que había fallecido después de una operación.

Bueno, no estaba muerto. Estaba de parranda.

Hasta el viernes que viene.

(*) Analista de Fundamentar

Inicia sesión para enviar comentarios