Nunca antes una carrera presidencial estadounidense ha captado tanto el reflector como la que está iniciando, no solo debido a la multiculturalidad de los candidatos que han levantado la mano para suceder al actual Presidente Donald J. Trump, sino porque además Estados Unidos está sufriendo drásticos y rápidos cambios tanto en su política nacional como en el ámbito internacional en torno a cuestiones como el trato hacia los migrantes, barreras al comercio, intento de impeachment, regulación de armas, aborto, matrimonio igualitario, cambio climático, entre otros. 

El Presidente Trump ha declarado que va a presentarse a la reelección, y aunque el sector que está descontento con su gestión va en aumento, aún cuenta con una base muy fuerte y consolidada en estados como Florida, Idaho, Alaska, Arkansas, Utah, Wyoming, Nebraska, Mississippi y Texas. 

Publicado en Opinión

El pasado martes fue un revés en la “era Trump”: los demócratas han obtenido el control sobre la Cámara de Representantes de Estados Unidos, luego de unas elecciones con alta participación ciudadana.

Publicado en Opinión

Los republicanos arrebatan el escaño de senador en Luisiana y se hacen con un dominio casi absoluto en la Vieja Confederación.

Publicado en Internacional