Sábado, 30 Julio 2022 14:47

¿Qué nos dejó la semana?

Escrito por Dana Vazquez
Valora este artículo
(1 Voto)

Unión Europea- Rusia

El lunes (25/07/2022), la empresa estatal rusa Gazprom anunció la reducción de entrega de gas a Europa a través del gasoducto Nord Stream 1 por el mantenimiento de una turbina, lo que produjo una baja en la productividad diaria a 33 millones de metros cúbicos diarios. 

La gigantesca infraestructura estratégica, que conecta Rusia con Alemania por el mar Báltico, tiene una capacidad de 167 millones de metros cúbicos para suministrar gas a Europa. 

El suministro había sido interrumpido previamente en lo que va del mes de julio pero arrancó el pasado 21 de julio con una capacidad reducida del 40%. Sin embargo, el anuncio de nuevo mantenimiento vino con una reducción del 20% en las operaciones del gasoducto. 

Para el gobierno alemán, dichas acciones rusas se enmarcan como respuesta a las sanciones adoptadas de occidente al Kremlin en razón a la invasión en Ucrania, ya que según afirmó el portavoz del Ministerio alemán de Economía: “...no hay ninguna razón técnica para reducir las entregas”.

Por su parte, el Kremlin anunció que los problemas de suministro sólo se deben a dificultades técnicas propias del gasoducto. 

Según afirmó el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, los suministros de gas provenientes de Países Bajos y Noruega seguirán llegando y, frente a una situación de escasez grave, el suministro de la industria será reducido antes que el de hogares o infraestructuras protegidas, como hospitales.  

Las consecuencias de un recorte en el suministro hicieron que los precios del gas se dispararan un 9%, cotización cerca de su máximo histórico, registrado luego de la invasión rusa a tierras ucranianas. 

En este contexto de posible corte total del suministro por parte de Rusia, los ministros de Energía de la Unión Europea cerraron un acuerdo político en vistas a reducir su consumo durante el invierno. 

Según el comunicado de prensa del Consejo, han acordado reducir voluntariamente un 15% la demanda de gas entre agosto del 2022 y marzo del 2023. Además, también se prevé la posibilidad de reducir la demanda de gas de forma obligatoria.

Rusia- Ucrania

Tras el acuerdo entre Ucrania y Rusia para aliviar la crisis alimentaria mundial y crear “corredores seguros” en el mar Negro, el gobierno de Volodímir Zelenski anunció este miércoles (27/07/2022) la vuelta a la actividad en los tres puertos designados para exportar el grano bloqueado desde que inició la invasión rusa. 

Según estipulan, la apertura de los puertos le permitirá al país exportar mensualmente unos 3 millones de toneladas de cereales, lo que representaría un ingreso adicional de 1000 millones de dólares. 

Luego de que Rusia haya comprometido el acuerdo auspiciado por ONU y Turquía al bombardear el puerto de Odesa, generando oleadas de críticas y condenas desde occidente por la falta de compromiso del Kremlin, este miércoles 27 de julio la Marina ucraniana por Telegram indicó la reanudación del trabajo en los puertos de Odesa, Chernomorsk y Pvdennyi, mientras que se celebró el inicio de las actividades del centro de coordinación previsto para supervisar el funcionamiento del corredor humanitario para la salida de los granos. 

Pese a los entredichos sobre el compromiso ruso, el viernes (29/07/2022) el Ministerio de Infraestructura de Ucrania confirmó que ya hay diez buques con cereales listos para zarpar, dando así inicio a las primeras exportaciones de alimentos desde puertos ucranianos tras el estallido de la guerra. 

“Por primera vez desde el 24 de febrero, se ha reanudado el trabajo en los puertos marítimos de Ucrania. Los barcos, que fueron cargados con granos durante el invierno, están listos para partir tan pronto como nuestro socios, Naciones Unidas y Turquía acuerden un corredor humanitario en dirección al Bósforo”, concluyó el ministro de Infraestructura, Oleksander Kubrakov, en su publicación en Telegram. 

China - Taiwán 

El jueves (28/07/2022), los presidentes de los Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo chino Xi Jinping mantuvieron una conversación telefónica donde se mencionó la necesidad de que Estados Unidos respete el principio de una sola China, relativo a la cuestión de Taiwán.

El diálogo entre ambos mandatarios tuvo lugar el día siguiente a la advertencia que Pekín mantuvo sobre que EEUU tendría que asumir “todas las consecuencias” si la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, viajaba a Taiwán.

La tensión entre ambos países se ha multiplicado en los últimos tiempos en temas como el Mar de China Meridional, la creciente influencia de China en la región de Asia- pacífico, la invasión rusa en Ucrania y Taiwán. 

El gigante asiático, bajo el principio de “una sola China”, considera a la isla como una de sus provincias históricas, a pesar de no controlar el territorio. Desde un principio se opuso a cualquier contacto entre Taiwán y otros países y, desde la victoria de la candidata de un partido independentista Tsai Ing-wen en las elecciones presidenciales del 2016, el régimen aumentó su presión militar y diplomática contra Taipéi. 

Por su parte, si bien los EEUU no reconocen a la isla de manera oficial, en 1979 adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán en donde se comprometía con su defensa y el suministro de equipos bélicos.

En este contexto, el incremento de las ventas de armas y el envío de políticos norteamericanos, como la visita de Pelosi, con el fin de apoyar a las autoridades taiwanesas es visto por China como una violación de su soberanía. 

“Si Estados Unidos persiste en desafiar la línea roja de China se enfrentará a fuertes medidas de respuesta y deberá asumir todas las consecuencias”, sostuvo el vocero de la diplomacia china, Zhao Lijiang. 

Mientras tanto, la escala de tensiones se enmarca en la preparación del próximo 20° Congreso del Partido Comunista, donde se espera que el actual mandatario chino se encamine a una nueva reelección y así prolongar su mandato como secretario del partido y presidente de la Comisión Militar Central.


Perú

El presidente peruano, Pedro Castillo, habló frente al Congreso tras cumplir su primer año de mandato y defendió su gestión ante cuatro investigaciones por corrupción. Además, destacó la estabilidad macroeconómica y denunció una campaña de sus opositores por “buscar destruirlo”. 

Pese a que se someterá a la justicia, el mandatario recibió el rechazo de las bancas opositoras que lo despidieron con gritos y pedidos de renuncia. “Este primer año he recibido una bofetada en una mejilla de aquellos que no aceptaron perder legítimamente en las elecciones presidenciales”, sostuvo.

A su vez, reconoció que “cometió errores en los nombramientos”. Recordemos que desde el inicio de su gestión, Castillo nombró 59 ministros de los cuales varios tuvieron que renunciar por añejos vínculos políticos y/o declaraciones controvertidas. 

Actualmente, la popularidad del gobernante se encuentra en torno a un 20 por ciento. Esto se debe, entre otras, a las investigaciones en curso por presunto tráfico de influencias en la compra de combustible por la empresa estatal Petroperú el año pasado y la supuesta obstrucción a la justicia en la destitución de un ministro de Interior. 

Las últimas noticias, sobre la posibilidad de una nueva investigación por “obstrucción a la justicia” al proteger a miembros prófugos de su entorno, sólo avivan la situación para que el Congreso termine solicitando su tercer pedido de destitución de los doce meses que va de mandato.

El Congreso de la República, con la victoria de la derechista Lady Camones como presidenta del Congreso por un año, completó la mesa directiva con otros integrantes de la banca de centroderecha y derecha que se opone al oficialismo.

Para una eventual destitución de Castillo, la oposición necesita 87 de los 130 escaños. Los analistas coinciden que el control de los puestos de liderazgo en el Congreso permite marcar la agenda de los debates y potenciar las comisiones investigadoras por casos de corrupción.


Venezuela- Colombia 

Tras tres años de tensiones, el futuro canciller colombiano, Álvaro Leyva, y el ministro de Exteriores de Venezuela, Carlos Faría, proponen restablecer relaciones entre ambos países. El acuerdo establece avanzar en la reapertura de la frontera, la recuperación del intercambio comercial y un inminente restablecimiento de sus relaciones diplomáticas ni bien asuma Gustavo Petro la presidencia, el próximo 7 de agosto.

Las tensiones tuvieron su punto máximo en febrero de 2019 cuando la oposición venezolana, encabezada por Juan Guaidó, intentó ingresar alimentos y medicinas desde Colombia. Dicho acto contó con el apoyo del presidente Iván Duque, por lo que Maduro decidió romper toda relación al calificar dicho acto como un intento de “invasión”.

Dicho acuerdo trabajará en abrir los pasos formales en la frontera. La frontera que comparten ambos vecinos latinoamericanos constituye uno de los mayores flujos de personas en el mundo, haciendo que Colombia sea el principal país de acogida, albergando cerca de 2.5 millones de ciudadanos venezolanos según afirmó el más reciente informe de Migración colombiana. 

Hasta el 7 de agosto, ambos países trabajarán por una normalización gradual, tratando de designar embajadores y funcionarios consulares en vistas a mejorar la seguridad a lo largo de los 2.200 kilómetros de línea limítrofe.  

La declaración conjunta se dio este jueves y fue resultado de la reunión entre ambos representantes en la capital del estado venezolano de Táchira, San Cristóbal. El acuerdo se debe a la victoria que tuvo el candidato colombiano de izquierda en la segunda vuelta del pasado 19 de junio en Colombia.

 

(*) Analista internacional de Fundamentar.
 

Inicia sesión para enviar comentarios