De a poco, casi sin hacer ruido, manadas de jabalíes comenzaron a avanzar sobre las áreas más pobladas de la ciudad de Bariloche, en la provincia de Río Negro. Aunque todavía no se observó a ningún chancho comprando chocolates en el Centro Cívico o bailando en By Pass, los vecinos de la localidad patagónica están en alerta por la posible llegada de los animales a la zona urbana.

Publicado en Argentina