Viernes, 24 Septiembre 2010 16:35

Cristina Fernández y su Discurso en la ONU

Escrito por FABIAN VIDOLETTI (*)
Valora este artículo
(0 votos)

cristina_onuLa Presidenta Cristina Fernández pronunció el discurso anual que todo Jefe de Estado debe realizar cada fin de Septiembre ante la apertura anual de sesiones de la Asamblea General de la ONU. La mandataria basó su exposición sobre tres ejes principales: la crisis financiera internacional, el cambio climático y la paz y seguridad internacional

 

La Prcristina_onuesidenta Cristina Fernández pronunció el discurso anual que todo Jefe de Estado debe realizar cada fin de Septiembre ante la apertura anual de sesiones de la Asamblea General de la ONU. La mandataria basó su exposición sobre tres ejes principales: la crisis financiera internacional, el cambio climático y la paz y seguridad internacional.

Respecto de la crisis financiera, destacó el rol de las economías emergentes como motores de impulso en la meta de atenuar la crisis. En especial, mencionó cómo la presente crisis global se asemeja a la vivida por la Argentina en el 2001 y reivindicó el rumbo adoptado desde el 2003 en el cual la apuesta por el desendeudamiento, la acumulación y el uso de reservas, las políticas de expansión del gasto fiscal, la generación de empleo y la apuesta al mejoramiento de la calidad de vida han sido los instrumentos desde los cuales el país ha cimentado su recuperación y que, al mismo tiempo, impidieron un contagio mayor de la crisis mundial en el ámbito nacional.

Asimismo, y en base a los resultados auspiciosos obtenidos en materia económica durante estos años, Cristina Fernández afirmó que se volvería a insistir con la necesidad de reformar los organismos financieros multilaterales quienes han fracasado en su misión fundamental de sostener una economía internacional estable y que genere bienestar y empleo para los habitantes del mundo. Para ello, manifestó, se hace imperativo implementar una legislación global sobre los fondos buitres que golpean sin piedad a las economías a partir de sus inversiones especulativas, así como también establecer reglas de evaluación y legislación sobre las "calificadoras de riesgo".

En definitiva, lo que se hace necesario, sostuvo la Presidenta, es el establecimiento de un nuevo marco teórico para la economía internacional que reemplace al del Consenso de Washington que imperó hasta el 2008. Un Consenso que a pesar de haber fracasado no ha sido reemplazado por otro marco de pensamiento en el cual se les diese otros roles a los bancos centrales y a los Estados como instrumentos para impulsar medidas fiscales que aseguren la estabilidad del empleo.

En relación al cambio climático, Cristina Fernández sostuvo que aún no ha sido posible arribar a un acuerdo internacional debido a la resistencia de aquellas naciones que son responsables y que deben hacerse cargo de su pasivo en materia de contaminación ambiental. Afirmó que no es justo que los países en desarrollo que a duras penas pueden superar sus niveles de pobreza sean los que tienen que hacerse cargo de los pasivos de contaminación que históricamente han sido generados por las naciones desarrolladas. Para ello, continuó, es necesario plantearse metas y objetivos viables, que sean congruentes con el objetivo de seguir permitiendo el crecimiento de la economía.

En cuanto a la construcción a la paz y la seguridad internacional, y tras celebrar la reanudación de conversaciones entre israelíes y palestinos, la Presidenta instó al gobierno de Irán a dejar de lado las excusas y las coartadas para negarse a que se someta a juicio a los sospechosos de ese país de participar en el atentado a la AMIA. Al mismo tiempo les ofreció a las autoridades iraníes que, si descreen de la imparcialidad de la justicia argentina para llevar adelante el juicio (pese a la garantía existente de que nadie puede ser encontrado culpable sin mediar el debido proceso, donde todos pueden defenderse en la instancia del juicio y donde nadie es juzgado ni condenado en ausencia), la posibilidad que de común acuerdo se elija un tercer país donde celebrar dicho juicio, donde puedan asistir observadores internacionales y donde pueda recurrirse a funcionarios de la ONU si es necesario. "La Argentina no busca culpables, la Argentina lo único que demanda es justicia" afirmó la mandataria en una de sus frases más destacadas.

Finalmente, volvió a renovar el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas. En esta oportunidad, sin embargo, este reclamo volvió a cobrar urgencia y actualidad debido a las decisiones unilaterales adoptadas por Gran Bretaña de iniciar la búsqueda y explotación de hidrocarburos en el área de las islas. Todo esto entrañando dos cuestiones que van unidas: primero, la depredación de recursos naturales que no son propios y, en segundo, el riesgo ambiental que acarrea esta explotación, dados los recientes antecedentes del desastre del derrame de la British Petroleum.

La Presidenta ligó esta situación a la construcción de la paz y seguridad internacional a partir de manifestar la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que sea un reflejo de la realidad actual. "Inglaterra, como otros países que tienen sillón permanente en el Consejo de Seguridad, hace uso y abuso de esta posición. Y entonces las resoluciones que dicta esta organización solamente son aplicables a aquellos países que no tienen el poder suficiente o no tienen el derecho a estar sentados en un sillón permanente en el Consejo de Seguridad. Consejo que realmente debe ser reformulado porque no ha podido preservar hasta ahora la paz internacional ni la seguridad internacional", alegó.

Cristina Fernández finalizó su intervención afirmando que "en un mundo con doble estándar, donde los que tienen que cumplir son únicamente los países en desarrollo o los países con mayor grado de debilidad y están los que pueden violar sistemáticamente el ordenamiento jurídico vigente a nivel internacional, no habrá posibilidades de construcción de paz y mucho menos de preservación de la seguridad, porque son estas situaciones las que terminan generando las brechas, las diferencias insalvables que vemos a diario. Por eso creo que es importante advertir que los conceptos de seguridad y los conceptos de paz nunca pueden estar asociados únicamente a una cuestión de carácter militar, están asociados esencialmente a valores que tienen que ver con la política, que tienen que ver con la equidad, que tienen que ver con la libertad y que tienen que ver tal vez con una de las banderas por las cuales la humanidad ha luchado desde sus comienzos y que es la igualdad".

 

(*) Licenciado en Relaciones Internacionales. Analista Internacional de la Fundación para la Integración Federal

Para contactarse con el autor haga clic aquì

 

Leer Discurso completo

Inicia sesión para enviar comentarios