Miércoles, 19 Mayo 2021 15:57

Política Exterior. Destacados de la semana

Escrito por Camila Elizabeth Hernández (*)
Valora este artículo
(1 Voto)
Política exterior argentina de la semana Política exterior argentina de la semana

Te presentamos los hechos más importantes de esta semana de la política exterior argentina desde una mirada analítica.

La gira presidencial por Europa

Luego de la gira de Alberto Fernández y su equipo por Europa, se puede realizar un balance positivo en su conjunto. Por un lado, el principal objetivo del gobierno, buscar apoyos en su postura de renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el respaldo al pedido de eliminación de las sobretasas que cobra este organismo, parece haberse cumplido. Los mandatarios de Portugal, España, Francia e Italia expresaron su aprobación a los planes del gobierno de una renegociación de la deuda bajo términos que permitan un pago más flexible al Estado argentino. El presidente francés, Emmanuel Macron, respaldó las negociaciones argentinas con los acreedores privados, el FMI y el Club de París. Recordemos, sin embargo, que sin la aprobación del FMI, es muy poco probable que se llegue a un acuerdo con los restantes organismos acreedores, ya que el Fondo actúa, de hecho, como agente catalizador de otros préstamos.

La culminación de estos hechos fue la reunión del presidente con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, que el gobierno calificó de “muy productiva”, aunque no se saben muchos detalles sobre la misma o si efectivamente los reclamos argentinos van a ser atendidos.

Además, conversó con el papa Francisco en su visita al Vaticano "sobre los problemas que el mundo y la Argentina atraviesan", agradeciendo "su apoyo de siempre en favor de la recuperación de la Argentina". Siguiendo el planteamiento del Pontífice de que la vacuna contra el Covid-19 sea un bien público global, Alberto Fernández reiteró su importancia y expresó su apoyo a este reclamo que ya vienen realizando numerosos países. En este sentido, la declaración del gobierno estadounidense de Joe Biden puede significar el tratamiento de estos puntos en común que unen la agenda peronista con la demócrata.

Otros temas que se trataron en la gira fueron la agenda medioambiental y de género, junto al presidente Macron, con quien realizó un comunicado. La preocupación por el cambio climático y el deterioro del medio ambiente llevaron en Argentina, dos días después de la reunión de los mandatarios, a la aprobación de la Ley de Educación Ambiental por el Senado. 

Además, el presidente español, Pedro Sánchez, anunció un proyecto de inversión que tiene a América Latina como su objetivo central y su visita el mes próximo a nuestro país. La profundización del vínculo y la intención manifiesta del presidente de crear un acuerdo estratégico son temas que continuarán en la agenda bilateral y habrá que evaluar cómo continúan estos vínculos.

Por último, antes de su retorno, Fernández se reunió en Roma con el enviado especial de Estados Unidos para el Clima, a fin de tratar la problemática del cambio climático. En este sentido, se prevé un encuentro entre este país y América del Sur sobre la temática. Claramente, el uso del soft power y la intención de Biden de relanzar las relaciones con la zona de influencia de Estados Unidos, es lo que motiva a la política demócrata. Creemos que si bien es necesario debatir profundamente las cuestiones medioambientales que afectan nuestro planeta, Argentina debe hacerlo preservando su autonomía y poder de decisión, y priorizando su interés nacional en referencia a este tema y a muchos otros.

El comunicado argentino con respecto a la situación en la Franja de Gaza

Otro hecho que marcó la política exterior argentina por estos días fueron las declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto en torno a la coyuntura actual en Medio Oriente. Con el recrudecimiento de las tensiones entre árabes e israelíes en la Franja de Gaza, y el lanzamiento de misiles a territorio israelí por parte de Hamás, la cancillería argentina emitió un comunicado en el cual expresaba su preocupación por el uso desproporcionado de la fuerza por parte de las unidades israelíes en Medio Oriente.

En respuesta, la comunidad israelí criticó estos dichos. Esto sucedió en medio de la cooperación científico-tecnológica que estaban llevando a cabo ambos países, en relación al conocimiento israelí sobre la pandemia y a la posibilidad de que las pruebas de la fase 3 de la vacuna israelí sean realizadas en Argentina. Pese a las declaraciones de la embajadora de Israel en nuestro país, Galit Ronen, reiterando el derecho de su país a la legítima defensa y la condena a Hamas, no se realizaron mayores acciones que pudieran tensar la relación bilateral. 

Por otro lado, América Latina parece estar dividida en posiciones que condenan a Israel por sus acciones contra el pueblo palestino, y posturas que señalan el derecho del mismo a defenderse y consideran a Hamas como un grupo terrorista. Dentro del primer grupo se encuentran Argentina, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Guatemala, Honduras y México. En el segundo grupo, países sudamericanos como Uruguay, Brasil y Colombia, siguiendo la postura del gobierno de Joe Biden. Esta visible diferencia en las posturas latinoamericanas tiene que ver con las distintas posturas ideológicas de los gobiernos de cada país. Sin embargo, también es necesario analizar en profundidad lo que estos posicionamientos pueden traer aparejados. La semana pasada, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, expresó en su cuenta de Twitter su solidaridad con el pueblo israelí.

En el caso de la postura argentina, señalamos que el comunicado de Cancillería (Comunicado de Prensa Nº 167/21) es claro en expresar su repudio a la violencia en la Franja de Gaza, que “causó numerosas víctimas fatales, cientos de heridos y trajo mayor sufrimiento a la región y sus habitantes”. El llamado al respeto del Derecho Internacional, la resolución pacífica del conflicto (sostenida por la Organización de Naciones Unidas) y el cese al fuego deben prevalecer, en concordancia a su vez con la postura tradicional argentina.

(*) Analista de Fundamentar.

Inicia sesión para enviar comentarios