Viernes, 29 Mayo 2015 17:45

Elecciones en España: Golpe al Partido Popular y Ascenso de Nuevos Partidos

Escrito por FABIÁN DRISUN (*) y NOELIA MONTERO(**)
Valora este artículo
(0 votos)

En las elecciones municipales y regionales del pasado 24 de Mayo se votaron a 8.122 alcaldes y a los presidentes de 13 de las 17 regiones autónomas.

Si bien Partido Popular (PP) se mantuvo como la primera fuerza y con un 27% de los sufragios, podemos sostener que estas elecciones fueron un terremoto para dicho partido. No sólo que el PP perdió 500 de las 3.300 mayorías absolutas que ostentaba en distintos municipios, sino que también cayó 10 puntos en el número total de votos (del 37% al 27%) en las elecciones municipales en todo el país, equivalente a 2 millones quinientos mil votos a nivel nacional respecto de 2011.

Los grandes ganadores de las elecciones fueron PODEMOS, partido surgido de sectores descontentos del 15M del año 2011 y CIUDADANOS nacido en 2005 en Barcelo con tendencia a la centro derecha liberal.

SORPRESAS EN LOS GRANDES CENTROS URBANOS

Las grandes estrellas de la noche resultaron Ada Colau, futura alcaldesa de Barcelona, y Manuela Carmena, que terminó segunda en el municipio de Madrid y quedó en condiciones de desbancar a los conservadores de su mayor bastión político.

Colau, de 41 años, fue líder de la resistencia callejera contra los desalojos durante la crisis económica en 2011 y la cara visible de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Fue quien importó a España el método argentino de los "escraches" contra banqueros y políticos.

En el 2014 fundó un partido, articuló un frente de izquierda en Barcelona y se alió con Podemos.
En las elecciones obtuvo el 25,2% de los votos y superó por tres puntos al actual alcalde, Xavier Trias, del nacionalista Convergència i Unió (CiU). Su triunfo significa un golpe durísimo para el proyecto independentista del presidente catalán, Artur Mas.

Carmena, una jueza jubilada de 71 años, encabezó la coalición Ahora Madrid, que durante la campaña tuvo el apoyo activo del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Terminó segunda para el ayuntamiento (32,1%), a pocas décimas de Esperanza Aguirre, uno de los mayores símbolos del PP. Se estima que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) le dará a Carmena el apoyo que le falta para gobernar la ciudad.

En Valencia, el PP, después de mandar con mayorías absolutas durante 24 años, quedó al borde del precipicio. Joan Ribó, dirigente del movimiento nacionalista-ecologista Compromís, quedó una banca por detrás de la actual alcaldesa, Rita Barberá, y se propone echarla del poder mediante un pacto con Podemos y otras fuerzas de izquierda.

Sin grandes festejos, el PSOE respira aliviado. Más por el naufragio del PP que por su propia cosecha. Los socialistas retuvieron casi todo el caudal de votos de su pésima elección de 2011, recuperaron municipios importantes, como Sevilla, y les arrebataban a los conservadores el gobierno regional de Extremadura.

EL ASCENSO DE NUEVOS PARTIDOS

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que como tercera fuerza municipal (6,5% de los votos, muy lejos del 27% y el 25% del PP y del PSOE, respectivamente) podría facilitar la gobernabilidad del PP en alcaldías y regiones, exigió el cumplimiento de un decálogo anticorrupción que incluye elecciones primarias en los partidos para elegir a sus candidatos, condición que el PP no cumple de momento.

Podemos no participó en las elecciones municipales sino a través de nombres fantasía. Además de sus éxitos en Barcelona y Madrid, quedó posicionado para gobernar capitales de provincia como Zaragoza y Cádiz.

Por otra parte, el presidente Rajoy y su gobierno vendieron optimismo por un repunte económico escuálido invisible para los más afectados por seis años de crisis salvaje. Creyeron en el "efecto Cameron", es decir, la emergencia de un voto oculto que le permitiera dar una sorpresa.

Rajoy sostuvo que la victoria del PP es incuestionable aunque, también es evidente que no se han alcanzado las mayorías que los ciudadanos les confiaron hace cuatro años. Después de encabezar una reunión con la cúpula del partido, accedió a realizar cambias estructurales pese a sus declaraciones iníciales. Tal y como dijimos al principio, los conservadores quedaron primeros en la sumatoria nacional de votos (27%) pero en una situación compleja de cara a las elecciones generales de fin de año.

Un elemento clave a tener en cuenta es que si extrapolamos el resultado de estas elecciones a las generales ningún partido estaría en condiciones de formar una coalición de gobierno estable que permitiera llevar adelante un plan de gobierno homogéneo a cada ideología.

LA PRENSA INTERNACIONAL ANTE LOS RESULTADOS

El diario económico británico, Financial Times, subrayó que "las dos principales ciudades de España están en manos de dos mujeres carismáticas, de izquierdas y activistas de fuera del sistema". Por su parte, la BBC, cadena de televisión británica, afirmó que, "como era de esperar", la crisis económica y los escándalos de corrupción han pasado factura a los partidos tradicionales y, con la victoria de fuerzas emergentes "el país ha entrado en una nueva era política".

"Seísmo político en España", titula el diario francés, que destaca que las elecciones del 24-M "marcan el fin del bipartidismo que articula las instituciones españolas desde la transición democrática". 'Le Monde' subrayó que "tras cuatro años en el poder, el PP, marcado por la política de austeridad y una sucesión de escándalos de corrupción", se hunde" y pierde el 40% de votos.

El diario italiano, La Repubblica, afirmó que el "duelo entre la vieja y la nueva política acaba de empezar en España, pero de los resultados electorales el escenario es claro: las fuerzas emergentes, Podemos y Ciudadanos, toman el protagonismo en las instituciones locales, el primer test cara a las elecciones generales de noviembre".

 

(*) Licenciado en relaciones internacionales de la Fundación para la Integración Internacional

(**) Estudiante avanzada de la Licenciatura en relaciones internacionales de la UNR

Inicia sesión para enviar comentarios